Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

martes, 26 de agosto de 2014

9ª Compañía Republicana Española “La Nueve”

 
 
La 9ª Compañía del Regimiento de la Marcha del Chad
 
Sin nadie esperarlo el 24 Junio de 1940 Alemania conquistaba Francia, desfilando las tropas del Tercer Reich triunfales por las avenidas de París. Mientras tanto los puertos del África Occidental Francesa en Marruecos, Argelia y Senegal eran un completo caos, pues miles de refugiados se apelotonaban en los muelles junto al desierto. Entre estos había muchísimos exiliados republicanos españoles de la Guerra Civil Española (1936-1939) que se habían quedado fuera de España con el triunfo de Francisco Franco.
 
Antes de suceder esto, la campaña de Noruega puede considerarse como la primera acción de los republicanos españoles en la Segunda Guerra Mundial. Precisamente en Escandinavia un grupo de 700 hispanos encuadrados en la Legión Extranjera Francesa se enfrentaron a los alemanes que terminaron por conquistar el país nórdico.

En cuanto los alemanes comenzaron la invasión de Francia, más de 15.000 soldados españoles exiliados hicieron frente inútilmente al Ejército Alemán (Wehrmacht), ya fuera en la Legión Extranjera o la mayoría en batallones de trabajo que cavaban trincheras. Antes de rendirse Francia, un grupo de republicanos resistió notablemente en la posición Bray-les-Dunes hasta que fueron capturados. Con la humillante retirada de Dunkerque, la Marina Real Británica (Royal Navy) logró evacuar de Francia a 2.000 combatientes republicanos españoles, cayendo prisioneros de los germanos 7.000 de ellos. De los evacuados a Inglaterra, curiosamente un puñado se alistaría en el Ejército Británico y participaría en la batalla y también en la derrota de Creta en Grecia.
 
Pero la historia de los republicanos españoles contra Alemania realmente comenzó en el verano de 1940 cuando muchos de ellos huyeron de la Francia de Vichy de Philipe Pétain, atravesando el peligroso desierto y las tierras en África hasta reunirse en las colonias británicas y belgas e incorporarse a la nueva Francia Libre del general Charles De Gaulle. En 1942 se creó el Cuerpo Franco-Africano (Corps Franc D’Afrique), una formación regular compuesta en gran parte por españoles. La primera vez que los españoles entraron en combate contra el Afrika Korps de Erwin Rommel compuesto por tropas alemanas e italianas fue en Diciembre de 1942 a lo largo de diversas campañas en Bir Hacheim, Egipto, Sudán y Túnez. Durante la primera mitad de 1943 los republicanos españoles lucharon con ardor en los riscos y desiertos arenosos de Túnez hasta finalmente el 7 de Mayo de ese año conquistar la ciudad portuaria de Bizerta, siendo esa su última actuación en África.
 
La División Blindada “Leclerc” nació en Mayo de 1943 bajo mando del general Philipe d’Hauteclocque Leclerc en el Chad, estando compuesta por 16.000 hombres, de los cuales 2.000 eran españoles. Los republicanos españoles tuvieron la opción de escoger entre la División Blindada “Leclerc” de carácter gaullista o la Legión Francesa del general Henri Giraud de carácter giraudista, decantándose la gran mayoría por la “Leclerc”. La 9ª Compañía del Regimiento de la Marcha del Chad, más conocida como “La Nueve” o “La Española”, se formó por españoles exiliados al mando del líder francés Raymond Dronne. La mayor parte de los españoles eran republicanos, comunistas, anarquistas, del POUM catalán o incluso muchos de derechas descontentos con Franco, mientras que otros procedían como desertores de colonias o campos de concentración marroquís y argelinos.
 
En Septiembre de 1943 la 9ª Compañía Española fue transferida a Rabat en Marruecos, allí se la dotó de armamento norteamericano procedente de los Estados Unidos. Se la aportaron 160 tanques Sherman M4, 280 carros de combate Stuart M3 y Greyhound M8, camiones Dodge, GMC, Brockway, Diamond y también muchos jeeps Willy. Algunos de los nombres españoles que les dieron a los tanques fueron muy curiosos, por ejemplo se les denominó “Madrid”, “Guadalajara”, “Teruel”, “Belchite”, “Brunete”, “Ebro”, “Don Quijote”, “España Cañí” y “Guernica”, además de algunos nombres franceses como “Montmirail”, “Champaubert”, “Liberation”, “Les Cosaques” o “Romilly”; también se intentó bautizar a un carro de combate como el anarquista Buenaventura Durruti, pero los franceses no lo permitieron, por lo cual le pusieron “Le Pingöunis”. A todos los tanques españoles se les permitió colgar banderas de la II República, así como los colores republicanos rojo, amarillo y morado en los hombros del uniforme.
 
Soldados españoles de la 9ª Compañía en un jeep
 
La División “Leclerc” con la 9ª Compañía se trasladó de Marruecos a Gran Bretaña en el buque británico HMS Franconia. El 6 de Junio de 1944 se llevó a cabo el desembarco de Normandía, aunque allí participaron algunos españoles, la 9ª Compañía se quedó en Inglaterra. Finalmente la noche del 31 de Julio al 1 de Agosto, la 9ª Compañía desembarcó en la playa de “Utah Beach” al norte de la Bahía de Carentán en Normandía. La 9ª Compañía se encuadró como unidad estadounidenese en el III Ejército Estadounidense de uno de los militares mas carismáticos de la Segunda Guerra Mundial, el general George Patton.
 
Las primeros enfrentamientos que protagonizaron los republicanos españoles se desarrollaron en sitios como Rennes, Le Mans, Château-Gontier y un papel muy destacable junto a los soldados estadounidenses en Alençon. El 7 de Agosto la 9ª Compañía sufrió su primer muerto, el español Andrés García. Sin embargo el 12 de Agosto los Aliados quedaron sorprendidos ante la experiencia de la 9ª Compañía cuando los españoles capturaron a 130 prisioneros alemanes en Eccouché.
 
Para el 16 de Agosto la 9ª Compañía fue atacada por la 1ª División SS “Leibstandarte Adolf Hitler”, la 2ª División SS “Das Reich”, las 9ª y 16ª Divisiones Panzer, más la 3ª División Paracaidista. La batalla fue muy cruenta, cayendo el español Constant Pujol abatido por la ráfaga de la metralleta de un oficial alemán, aunque su compañero Juan Castells disparó con su pistola al alemán hasta matarlo. Al día siguiente, el 17, murió Roberto Helios.
 
París se sublevó contra los alemanes el 20 de Agosto de 1944. Charles De Gaulle recibió órdenes del Presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt para liberar la capital francesa, por ello fue elegida la División “Leclerc” y especialmente la 9ª Compañía Española. Los soldados españoles de la 9ª Compañía realizaron en una sólo jornada el recorrido de 200 kilómetros, récord en la Segunda Guerra Mundial. Por el camino liberaron el pueblo de Anthony, donde se encontraron a viejos amigos de España como el escritor Ernest Hemingway y el fotográfo Robert Cappa.
 
A las 21:22 horas de la noche del 24 de Agosto de 1944, la 9ª Compañía entró en París sigilosamente por la Porta d’Italie. Al entrar en la plaza del ayuntamiento el tanque español “Ebro” efectuó los primeros disparos contra la resistencia de fusileros y ametralladoras alemanas. A continuación la gente salió a la calle cantando la Marsellesa, aunque para su sorpresa vieron que sus liberadores eran españoles y no franceses. El jefe de la 9ª Compañía, Raymond Dronne, se dirigió frente a la comandancia del general alemán Dietrich Von Choltilz, aunque mientras se esperaba su capitulación, simultáneamente los españoles tomaron al asalto la Cámara de los Diputados, el Hôtel Majestic y la Plaza de la Concordia tras sufrir un muerto. A las 3:30 horas de la tarde del 25 de Agosto, la guarnición alemana de París se rindió y los españoles capturaron a Von Choltilz. Al día siguiente, el 26 de Agosto, los Aliados entraron triunfantes en París, desfilando los españoles frente a la Catedral de Notre Dame y escoltando posteriormente al general Charles De Gaulle junto a Bernard Montgomery y George Patton, hasta el Arco de Triunfo donde se hizo la gran ceremonia de la liberación.
Tropas republicanas españolas motorizadas entrando en París por el Arco de Triunfo
el 25 de Agosto de 1944 junto a los soldados estadounidenses y los franceses libres
 

Tras la liberación de París la guerra aún no había terminado. La 9ª Compañía abandonó la capital francesa el 8 de Septiembre para volver al frente. El día 12 los españoles tuvieron una de sus mejores cazas cuando hicieron prisioneros a 300 alemanes en la ciudad de Andelot. El 15 cruzaron el Río Mosela y establecieron una cabeza de puente tras las líneas alemanas donde tuvieron un enfrentamiento con heridos en Châtel-sur-Moselle.
 
Charles De Gaulle reconoció la importancia de la 9ª Compañía dentro de los ejércitos de los Aliados, por eso el 26 de septiembre él en persona repartió las principales condecoraciones en el pueblo de Nancy a los hispanos. La Medalla Militar y la Cruz de Guerra fueron entregadas al líder francés Raymond Dronne, al subteniente canario Miguel Campos, al sargento catalán Fermín Pujol y al cabo gallego Cariño López.
 
La batalla por la reconquista de Alsacia comenzó en Noviembre de 1944. Precisamente allí los alemanes destruyeron un tanque español con un proyectil donde viajaba el alférez Federico Moreno, aunque por suerte no hubo bajas. Poco después, el 23 de Noviembre, la 9ª Compañía Española capturó la capital alsaciana de Estrasburgo. Una vez los españoles se hicieron con esa ciudad toda Francia quedó liberada de los alemanes.
 
Con el traspaso de la 9ª Compañía a la frontera de Alemania y tras cruzar el Rin, los españoles quedaron estancados por el frío invierno de -22ºC en el camino boscoso hacia Munich. A lo largo de ese tiempo sufrieron 50 bajas por congelación y las bombas. Cuando se acabó el invierno la 9ª Compañía se puso en marcha de nuevo. La actuación más importante de la 9ª Compañía fue el 5 de Mayo de 1945 en la conquista del Nido del Águila en Berchtesgaden junto a la Compañía Easy de la 101ª División Aerotransportada de Estados Unidos. Aquel lugar era la residencia de Adolf Hitler en los Alpes de Baviera, en el cual tanto españoles como estadounidenses tomaron el edificio sobre la montaña venciendo a la escasa resistencia.
 
La Segunda Guerra Mundial terminó el 2 de Septiembre de 1945 tras la rendición de Alemania y Japón. Hasta ese momento la 9ª Compañía Española había sufrido 35 muertos y 97 heridos. Sin embargo los méritos de la 9ª Compañía Española en París fueron robados por el Ejército Francés.
 
Hasta agosto del año 2004 los españoles de la División “Leclerc” no fueron reconocidos como los auténticos liberadores de París en la Segunda Guerra Mundial.
 
la nueve.net
(Memoria y recreación de la Novena Compañía del Regimiento de Marcha del Chad)
 
Publicar un comentario en la entrada