Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

domingo, 20 de julio de 2014

Ramiro Ramos Acosta. Presidente de Izquierda Republicana de Melilla


Historias de la Melilla de Izquierdas - Carlos Esquembri 17/7/14
Cuando se habla de víctimas del franquismo normalmente se refieren a personas asesinadas por su militancia izquierdista o por oponerse a la sublevación militar, pero la represión franquista abarcó también otras facetas como la social, laboral o económica. La clase media progresista y republicana fue uno de los objetivos de esta represión con el fin de liquidarla para que los fieles a la dictadura ocuparan su lugar en la sociedad.

Ramiro Ramos Acosta es un ejemplo de este tipo de represión ya que de ser una de las personas más conocidas e influyentes en la Melilla de los años veinte y treinta del pasado siglo pasó al ostracismo y vio como su carrera profesional  fue truncada para siempre teniendo incluso que abandonar la ciudad después del triunfo de la sublevación militar franquista.

Ramiro Ramos nació en Algarrobo, Málaga, el año de 1892. Estudio derecho y se estableció en Melilla donde obtuvo el cargo de Secretario  General de la Cámara de la Propiedad Urbana. 

Rápidamente se implicó en la política local formando parte de la candidatura a vocales de la Junta de Arbitrios  por los gremios de propietarios y profesionales  en las elecciones de junio de 1920. Consiguió salir elegido vocal. 

Esta labor política la compaginó con su carrera como abogado participando como defensor de oficio de los acusados en uno de las casos más importantes de aquella época como fue el asesinato del gran Rabino de Melilla. En este caso coincidió en el turno de oficio con Miguel de Bustos, uno de los pioneros del republicanismo en Melilla. Tras la creación del Instituto de General y Técnico de Melilla consiguió la plaza de auxiliar interino de la sección de letras.

Ramos se implicó también en la vida cultural y ciudadana de Melilla. Fue presidente del Casino del Real en 1922 y miembro del Ateneo Científico, Literario y de Estudios Africanistas. Elegido vicepresidente en 1925, llegó a dirigir la entidad en 1930 y 1931. En estos años, Carlos Echeguren, otro de los grandes protagonistas del republicanismo en Melilla, desempeñaba el cargo de presidente de la sección de ciencias morales y políticas.


PROCLAMACIÓN DE LA REPÚBLICA EN MELILLA

 En abril de 1931 está en primera línea de la política melillense formando parte como republicano del comité directivo de la Conjunción republicano-socialista que se presenta a las elecciones municipales y tiene un destacado papel en la proclamación de la República en Melilla.

Pugna por ser nombrado candidato republicano en las elecciones a las Cortes Constituyentes de la República, primeras elecciones a diputado celebradas en Melilla, pero finalmente es designado candidato Carlos Echeguren. 

Tras este revés deja la primera línea de la política local hasta que es llamado por las diferentes facciones de de la izquierda republicana para encabezar el partido. En marzo de 1935 es nombrado presidente de la ejecutiva local de Izquierda Republicana, cargo que desempeñará hasta marzo de 1936 en que Cándido López Castillejos ocupa su lugar.

8 DE OCTUBRE DE 1922



Tras el triunfo de la sublevación militar empieza su calvario. Pierde su trabajo y es encarcelado acusado por los franquistas de "adhesión a la rebelión". Trasladado a Ceuta, no recupera la libertad hasta diciembre de 1942 cuando su caso es sobreseido provisionalmente. Ramos debe abandonar Melilla y se domicilia en Madrid. Aunque su causa penal quedó sobreseida,  tenía pendiente  la sanción de 500.000 pesetas impuesta en 1938 por el autoproclamado general jefe del ejército de África para castigar su militancia izquierdista y el haber ocupado la presidencia de la ejecutiva melillense de Izquierda Republicana. Para hacernos una idea de lo que significaba esta sanción, debemos pensar que un funcionario de alto rango como era el secretario del Ayuntamiento de Melilla ganaba en 1934 12.500 pesetas al año. Junto a estas calamidades personales, Ramiro Ramos también sufrió en su familia la represión franquista ya que su hermano Aurelio, que había sido diputado radical-socialista por Málaga, fue fusilado tras la caída de dicha ciudad en manos franquistas.

No es hasta abril de 1959 en que se  le conceden el indulto de la parte de la multa que le quedara por pagar. Ramiro Ramos Acosta murió en Madrid en 1965.
Publicar un comentario