Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

domingo, 9 de agosto de 2015

La Virgen de África luce un manto con el escudo de la dictadura franquista en los actos oficiales de las fiestas de Ceuta


El hermano mayor de la Cofradía, Juan Antonio Fuentes, justifica la utilización del manto en su "valor histórico". "No es el escudo de Franco, sino el que estaba vigente en aquellos años en España", argumenta. 

Ceuta actualidad.com - Anselmo F. Caballero 05 de Agosto de 2015 
La Cofradía de Nuestra Señora de África atavió ayer la imagen de la patrona de la ciudad con un manto en el cual aparece bordado el escudo oficial de España durante la dictadura del general Francisco Franco. El escudo del águila de San Juan y la leyenda “Una, grande, libre” era visible en el centro del manto para todos los asistentes que acudieron a los actos de la ofrenda floral a la imagen celebrado ante las puertas de la iglesia de África.

La Cofradía lleva años utilizando este manto para las salidas procesionales del día de la Virgen de África. El hermano mayor de la entidad, Juan Antonio Fuentes, justifica el uso de este ornamento en la tradición y en el valor sentimental y económico de la pieza. “No es el escudo de Franco sino el escudo que estaba vigente en aquellos años en España –argumenta Fuentes- Es un manto de valor histórico, y nosotros no entramos en otras consideraciones”.

La pieza llegó a manos de la Cofradía a mediados de los 50 como un regalo de las circunscripciones del Protectorado de Marruecos. Sus bordados contienen referencias a cada una de ellas, con algunos caracteres en árabe.

“Lo que no vamos a hacer es mutilar el manto así, de golpe y porrazo”, advierte el hermano mayor.

La Virgen dispone de más de media docena de mantos, que se utilizan con arreglo a cada una de las épocas litúrgicas. Entre ellos figura el que en la década de los 40 la Casa de Franco regaló a la Cofradía y del que todavía se hace uso en algunas ocasiones.

Ley de Memoria Histórica
La Ley de Memoria Histórica de 2007 insta a las administraciones públicas en su artículo 15 a procurar la retirada de “escudos, insignias y placas” que constituyan una exaltación de la sublevación militar de 1936, de la Guerra Civil o de la represión franquista.

La exhibición del escudo que representó el régimen de Francisco Franco en una procesión religiosa, incluida en el programa oficial de actos de las fiestas patronales, abre un debate acerca de la permanencia de los símbolos de la dictadura en edificios y manifestaciones públicas en la ciudad. El artículo de la ley de 2007 que regula la retirada de esta simbología establece una excepción por “razones artístico-religiosas”. Este precepto fue incluido durante la tramitación de la ley en el Congreso tras un pacto entre PSOE y CiU que contó con el respaldo de los grupos parlamentarios del PNV y Coalición Canaria.

La ambigüedad del legislador, que atribuye a un comité especializado la responsabilidad de determinar qué casos pueden ser susceptibles de beneficiarse de las excepciones recogidas en la norma, no parece ayudar a la discusión. Esta ambigüedad ya ha sido subrayada por el magistrado emérito del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, quien en un artículo de referencia del cual es autor considera que “dudosamente” puede concederse valor artístico o arquitectónico a los escudos franquistas que aún pueden verse en edificios y manifestaciones públicas en España. “Puede tratarse de obra meritoria de orfebrería, de escayola o de tallado, pero no creo que estén amparados por el valor artístico o arquitectónico”, defiende el jurista.

"No es el escudo de la dictadura"
El diputado al Congreso por el Partido Popular, Francisco Márquez, ha defendido el derecho de la Cofradía a utilizar el controvertido manto. Según Márquez, el escudo bordado en la tela no es el escudo de la dictadura franquista. “Es el escudo de la etapa de gobierno de Franco, el escudo de España en la etapa de gobierno de Franco”, ha matizado.

El parlamentario considera que el manto carece de connotaciones políticas para la mayoría de la población, excepción hecha de “quienes quieren resucitar rencores y odios”.

Márquez rechaza que la exhibición pública del escudo con el lema “Una, grande y libre” suponga el enaltecimiento de la dictadura. “La historia no se borra –ha argumentado- La dictadura es algo que superamos y que algunos hemos decidido que no se vuelva a repetir”.

Censuras
Ceuta Actualidad ha podido recabar las opiniones de dos de los diputados a la Asamblea sobre la exhibición del escudo preconstitucional en la procesión. El parlamentario de Caballas, Mohamed Alí, confesaba desconocer la presencia de referencias a la dictadura franquista en el atavío de la imagen.

“Sin ánimo de enturbiar los actos religiosos, diré que existe una norma y que es de obligado cumplimiento”, asegura Alí en referencia a la Ley de Memoria Histórica.  El diputado, sin embargo, ha asegurado que su grupo fijará su opinión definitiva una vez que la Ciudad evacúe el informe que los técnicos elaboran a propósito de la solicitud de Caballas de cambiar el nombre del estadio de fútbol Alfonso Murube, bautizado en memoria de un falangista que participó en la sublevación de 1936. “El manto es de la cofradía, así que quizá pueda establecerse algún matiz, pero lo cierto es que el escudo se exhibe en un acto institucional y público”, concluye Alí.

“Es una muy mala elección”, considera el diputado de Ciudadanos, Javier Varga. El parlamentario, que como Alí también desconocía la naturaleza de la iconografía bordada en el manto de la Virgen, sugiere que resultaría juicioso “devolver el manto a la vitrina”. “No se trata de desvirtuar los actos religiosos, pero quienes lo hacen no son quienes critican la exhibición de ese escudo sino quienes eligen ese manto para vestir la imagen”, reflexiona el diputado.

Los representantes del grupo parlamentario socialista en la Asamblea han rehusado pronunciarse sobre el asunto.

Publicar un comentario en la entrada