Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

domingo, 26 de julio de 2015

Blog sobre el barco del exilio "África Trader"


David Coronado realiza desde Valencia un Blog dedicado a uno de los barcos del exilio a Orán, El African Trader.
El African Trader llevó a 1.250 personas de Alicante a Orán el 18 de marzo de 1939.
Podéis seguir toda la información a través de su enlace.

miércoles, 22 de julio de 2015

Carta de Carlota Leret en el aniversario del golpe de estado de 1936

Carlota y Laura en Osario militar en 2013

Hija del capitán Leret, fusilado el 18 de julio de 1936 por permanecer leal a la República

AGE 22/7/15
Este 17 de julio del 2015 se cumple un año más del Golpe de Estado dado por los militares facciosos, la falange, la iglesia y la burguesía española en contra de la República. Con esa insurrección militar se detuvo el proceso de cambios políticos y sociales iniciado por la República, con los que se apuntaba a transformar España, de una sociedad feudal y clerical, en un Estado moderno; el efecto inmediato del alzamiento fue eliminar las conquistas sociales que la Constitución de 1931 había consagrado en favor de los campesinos, los obreros y las mujeres.
 
Siguiendo las instrucciones del General Mola, en aquellas zonas donde los sediciosos habían alcanzado un triunfo inmediato, pronto empezó a correr la sangre y se inició una purga salvaje contra los partidarios de la República, la gente de pensamiento de izquierda y los masones. Esa represión brutal se extendió por toda España y, con el triunfo de los alzados, duró más de cuarenta años. Tras una parodia de democracia, los herederos de la dictadura siguen sin reconocer sus atrocidades y sin hacer justicia a las víctimas.
 
A quienes sufrimos ese terrorismo de Estado se nos han negado todos los derechos, incluyendo la negativa a reconocer que también somos “victimas del terrorismo”. Manteniendo los lazos con un pasado que no les avergüenza, ahora los hijos y nietos de los franquistas están pidiendo que se anule la tibia Ley de la Memoria Histórica que se promulgó en el gobierno de Zapatero y que, hasta la fecha tampoco no se ha cumplido.
 
La estatua de Franco enfrente del puerto de Melilla, así como la lápida que le rinde tributo en la calle de Castillejos N° 1, son sólo un ejemplo de la falta de compromiso con los valores democráticos que, si bien se extiende por toda España, resulta más infame y siniestro en la ciudad de Melilla, que es precisamente donde comenzó el alzamiento militar. No se trata de simple indiferencia con el dolor de las víctimas; se trata de un firme compromiso con el ideario fascista.

La APDH ve en el callejero de Melilla y en la estatua de Franco temas pendientes de Memoria Histórica

 
Agencia EFE 17/7/15
Lamenta que casi 40 años después de que finalizara la dictadura "aún quedan secuelas en la sociedad española a las que ha pretendido poner fin la Ley de la Memoria Histórica"
 
La Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla (APDH) ha denunciado que la ciudad tiene asignaturas pendientes en la Ley de Memoria Histórica, como los nombres de determinadas calles y la estatua de Franco en la vía pública, así como la reciente instalación de una placa en un edificio de Defensa.

En una nota de prensa, APDH ha hecho esta denuncia pública con motivo de la conmemoración del 79 aniversario del comienzo en Melilla del golpe de Estado contra la República española, que tuvo lugar el 17 de julio de 1936 y que dio comienzo a la Guerra Civil.

APDH ha lamentado que casi 40 años después de que finalizara la dictadura, "aún quedan secuelas en la sociedad española a las que ha pretendido poner fin la Ley de la Memoria Histórica", si bien el actual Gobierno de España "está finiquitándola".

Se ha referido como "asignaturas pendientes" a "los más de 100.000 asesinados cuyos restos continúan en cunetas y fosas comunes", la anulación de "las sentencias injustas" o la devolución de los bienes expoliados por el régimen a sus víctimas.

En cuanto a Melilla, ha dicho que queda por cumplir la retirada del callejero de "los nombres de aquellos personajes que están en él por haber apoyado al régimen", así como la retirada de la estatua de Franco en la vía pública, "creada por los propagandistas de su régimen".

"Ofende a las víctimas y su memoria que nombres ligados a la deslealtad y la traición se mantengan en nuestras calles o, como ha ocurrido recientemente, se coloque una nueva placa con el nombre de uno de estos en un edificio público del Ministerio de Defensa", ha dicho la APDH.

Asimismo, ha considerado que es "importante recordar a los valientes que dieron su vida, no sólo por fidelidad al Estado republicano, sino, con honor, por su compromiso vital con sus conciudadanos", entre los que se encuentran muchos militares, trabajadores, juristas y representantes públicos "que ofrecieron ese testimonio en Melilla".

MPAIAC entre Canarias y Venezuela

 
En 1964 el abogado laboralista Antonio Cubillo fundó en Argelia el Movimiento por la Autodeterminación y la Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC). Al calor del fenómeno descolonizador africano, Cubillo diseñó una intensa campaña diplomática, apoyada por la emisión diaria de un programa radiofónico y por un periodo de violencia política denominado “propaganda armada”, con la que conseguir el reconocimiento internacional de Canarias como colonia española con derecho a su independencia.

Es en este convulso momento de nuestra historia reciente, en el que Fructuoso Rodríguez Morales, antiguo militante del MPAIAC en Venezuela, narra los planes que la organización tenía para Canarias y las actividades de sus miembros en el país americano. A través de un lenguaje directo, Fructuoso Rodríguez hace un repaso vivencial por los primeros contactos para integrarse en las Fuerzas Armadas Guanches (FAG) en Venezuela, el intenso periodo de entrenamiento en la selva amazónica hasta la caída del movimiento en Canarias y su posterior actividad internacionalista como escolta del diputado comunista venezolano Raúl Esté.

Fructuoso Rodríguez, militante del MPAIAC, narra los planes que la organización tenía para Canarias y las actividades que sus miembros realizaban en Venezuela.

LA LIBRERÍA DE CAZARABET
Mas de las Matas (Teruel)
http://ww.cazarabet.com/
libreria@cazarabet.com

domingo, 19 de julio de 2015

Y el 19 de julio… Franco, llegó a Ceuta


Francisco Sánchez Montoya en Historia de Ceuta y Protectorado español 18/7/2015
A primeras horas de la tarde del 19 de julio de 1936, llegó el general Franco a Ceuta, pocas horas antes había aterrizado -procedente de las Islas Canarias- en el aeródromo de Sania Ramel en la capital del Protectorado, Tetuán. Poniéndose al mando del golpe militar que hacia pocas horas se había producido, contra el Gobierno constitucional de la República.

Tras llegar a la ciudad, se dirigió a la Circunscripción Occidental, edificio que estaba junto a la Iglesia de África. Allí mantuvo una reunión con la cúpula militar local, encabezada por el teniente coronel Yagüe. Al concluir, ambos salieron al balcón, realizando una arenga.

Cuando Franco llegó a Ceuta, las fuerzas sublevadas ya se habían apropiado de todos los centros oficiales, el alcalde Sánchez Prado, detenido, al igual que el delegado del Gobierno, Correos, telégrafos, Casa del Pueblo, templo masónico… Comenzaba una dura represión en Ceuta, con cientos de detenidos, también iniciaban los fusilamientos sumarísimos que no concluirían hasta 1944, con 268 asesinatos.

Antes de la llegada de Franco a Ceuta, en la tarde del 17 de julio, en la ciudad se respiraba una tensa calma, llena de miedos y recelos. Sobre las 16,45 horas, el delegado del Gobierno, José Ruiz Flores, recibe la llamada del Jefe del Gobierno de la República y ministro de la Guerra, Casares Quiroga, para informarle de los acontecimientos de Melilla. El delegado le informa, que todo esta bajo una gran quietud. Hasta las once de la noche, no se produciría el golpe en Ceuta.

En esa tarde, del 17 de julio, en la delegación del Gobierno, se suceden las visitas en demandas de noticias. Una de las primeras, tras conocerse los sucesos de Melilla fue la del alcalde Sánchez Prado y los miembros del partido de Unión Republicana Menahen Coriat, Isaac Medina y Benhamu Benzaquen. El delegado, les tranquilizó, explicándole que ya se habían tomado las medidas oportunas y que las tropas sublevadas en aquella ciudad, serian en pocas horas derrotadas por el Gobierno constitucional de la República.

Con esas noticias alarmantes, se reúnen en la Casa del Pueblo, en la calle Agustina de Aragón, los dirigentes de los partidos y sindicatos que forman el Frente Popular, para estudiar los sucesos de Melilla; y toman dos acuerdos, primero organizar para el 18 de julio una huelga general y que una comisión formada por Juan Medina de Aragón, Juan Rivas Cortes del Partido Comunista y el presidente del PSOE Rafael Jiménez Cazorla, visiten al delegado, para pedirles armas, y repartirla entre los obreros, y con ello organizar la defensa de la ciudad, de una posible sublevación, este se las denegó.

Sobre las once de la noche del 17 de julio, el teniente coronel Juan Yagüe, jefe del acuartelamiento legionario de Dar Riffien, toma la ciudad y da las órdenes… El jefe del Batallón Nº 8 (actual campus Universitario), Martínez Simancas, salió con sus tropa apostándose entre la Marina y los jardines de San Sebastián; el grupo del Serrallo en la zona del Recinto y calle Real, hasta el mercado, y allí se unía con el Tercio, que ya había dejado retenes en el barrio de la Almadraba y del Morro y soldados de Artillería ocupan el puente de la República (actual puente del Cristo), la Plaza África y la zona de la Muralla Real.

Y las tropas de Regulares, al mando de los Capitanes Segarra y Mateo, asaltan la Delegación del Gobierno. En la puerta tan sólo se encontraba el jefe de seguridad, teniente Tomás de Prada, con una sección de guardias, el delegado, se encontraba en su despacho, al comprobar desde el balcón, la disparidad de las fuerzas, ordenó al teniente quitar los guardias de la entrada y dejar entrar a las fuerzas sublevadas, sin oponer resistencia alguna. Todos fueron detenidos, el teniente Tomás de Prada seria ejecutado, sin juicio. Tomando posesión de la delegación el capitán Arjona. En la misma puerta se leyó un bando, firmado por el general Franco, declarando el estado de guerra y la ley marcial, el citado bando esta fechado en Ceuta, a 17 de julio de 1936, firmado por el general Franco, que curiosamente aun está en Canarias.
  
REUNIÓN EN EL BAR “EL GALLO”
Los ceutíes que no estaban de acuerdo con el golpe militar, y no han sido detenidos, se reunían para ayudarse. Una de estas, tal y como se refleja en el consejo de guerra, tuvo lugar el día 20 de julio de 1936, en el popular café “El Gallo”, en la zona del Morro. No temieron el duro bando emitido, en esos días, por el comandante general, teniente coronel Gautier “El que desobedezca las prescripciones de los bandos publicados anteriormente, será pasado por las armas, sin previo juicio sumarísimo”. La reunión fue promovida por el dirigente cenetista Julio Acien, asistiendo los miembros de las Juventudes solialistas Rafael Rodríguez Sepúlveda, Ignacio García Viana, Antonio Guerra Pacheco, Cristóbal Ríos Salcedo, Francisco José García y Salvador del Rió Guerrero, tras tener una segunda reunión fueron detenidos así cómo el dueño del bar, Ezequiel Sainz. Fueron conducidos a la prisión del Hacho, tras un consejo de guerra sumarísimo el 8 de mayo de 1937, fueron fusilados en la explana de la puerta Málaga, Rodríguez Sepúlveda y Ezequiel Sainz, los demás a cadena perpetua.

LA HISTORIA DE LA GUERRA CIVIL PUDO CAMBIAR EN CEUTA
El desarrollo de la Guerra Civil, pudo cambiar en Ceuta en los primeros días de julio de 1936, ya que, en el cuartel del Batallón de Cazadores del Serrallo Nº 8, (actual edificio del Campus Universitario) se estaba preparando un complot para atentar contra la vida de Franco, por parte de varios cabos y soldados. El plan era muy sencillo, cuando visitara el cuartel y estuviera en el patio revisando las tropas con los jefes y oficiales del acuartelamiento, el cabo José Rico, dispararía al general Franco y los demás apuntarían al resto de militares, deteniéndolos a todos y a continuación otro grupo saldría hacia la ciudad para comunicarlo al pueblo, con la finalidad de que se unieran a ellos. El atentado se comenzó a fraguar en la mañana del 18 de julio, cuando los soldados vuelven de patrullar la ciudad por orden de sus jefes sublevados.

Cuando Franco llegó a Ceuta, el 19 de julio, ya estaban los organizadores del atentado detenidos: Sargento de Artillería Bernardo Garea Duque, Cabos Amadeo Delgado, Pedro Veintemillas, Rufino Marcos, José Rico y Anselmo Carrasco, los soldados Felipe Navas y Sanchez Téllez, este relata cómo se comenzó a preparar… “Llevaba sólo unos días en el cuartel cuando un amigo y compañero llamado Francisco Medinilla, me presentó a un soldado veterano, de nombre Amadeo, cambié impresiones con este nuevo amigo sobre el levantamiento y coincidimos en nuestra oposición a éste. Me informó que dentro del cuartel se estaba preparando un contragolpe contra los facciosos, que había clases de oficiales comprometidas en esto, que él los conocía y que estaban dispuestos a abortar este golpe subversivo. Ante estas manifestaciones tan responsables y rotundas que me las decía con cautela, sentí, por un lado, precaución y temor, por otro, desconfianza y miedo, todo ante la duda y posibilidad de ser descubierto. Pero ante aquel hombre tan seguro y decidido di mi confianza, palabra y deseo de participar con las armas en la mano, en está confabulación. Estas entrevistas las hacíamos a menudo en los pasillos del cuartel, disimuladamente, él me ponía al corriente de cómo le informaban y de cómo había que hacerlo para que no fracase. Yo me puse en contacto con otros de mi compañía… Algunos cabos y soldados pasaban junto a nosotros distraídamente, conversando y noté que uno de los soldados que pasaba casi se detuvo, haciéndolo de una manera fingida. Inmediatamente puse sobre aviso de atención a mi nuevo amigo Amadeo, el cual miró disimuladamente con sospecha y recelo al tal individuo, diciéndome seguidamente que sabía quien era y que no se fiaba de él… Solo había pasado un cuarto de hora escaso, cuando un cabo con dos soldados de guardia de puerta con fusiles, entraron en la compañía con una lista en la mano y en voz alta leyeron varios nombres entre ellos el mío”.

Fueron conducidos al cuerpo de guardia del cuartel y a los veinte minutos, llegaron varias camionetas custodiados por guardias civiles, trasladándolos a los barracones del paseo de Colón, donde se encontraban los juzgados militares y se tomaban las primeras declaraciones con duros interrogatorios. Uno de los implicados, Sánchez Téllez explica… “Yo sentía los gritos, quejidos y ¡ayes de dolor y rabia!, que salían del interior de aquellas lúgubres dependencias y hasta había reconocido las voces y clamores de ira de Amadeo Delgado… Yo en lugar de amilanarme y acobardarme me hice el propósito firme y seguro de que no me sacarían nada de cuanto sabía… Me tocó la hora de declarar, entré en una habitación o despacho pequeño sin ventanas, las paredes de madera carcomidas… Un brigada me tomó la filiación y empezó el interrogatorio…

Pasaron los meses y mientras se estaban realizando el consejo de guerra, en la madrugada del 21 de enero de 1937, son sacados de la fortaleza del monte Hacho, los Cabos Pedro Veintemillas y Rufino Marcos, sus cuerpos aparecieron en él deposito de cadáveres del cementerio de Santa Catalina, con un tiro en la cabeza. El consejo de guerra se concluyó y el 17 de abril de 1937, fueron fusilados en la fortaleza del monte hacho, el sargento Bernardo Garea Duque, los cabos, José Rico, Anselmo Carrasco, José Lombáu y el soldado Felipe Navas. En resumen… fueron procesados 41 hombres: dos de ellos fueron ejecutados por patrullas falangistas antes de que se celebrara el consejo de guerra; cinco fueron fusilados; ocho, a cadena perpetua; 13, a penas de cárcel y 13 fueron absueltos.
 
“Yo no soy traidor, juré defender una España democrática y la defiendo, los traidores a la Patria sois vosotros”
 
El consejo de guerra, contra los organizadores del atentado a Franco se celebró en el acuartelamiento del Rebellin, uno de ellos, Sánchez Téllez, años después dejó escrito… “No recuerdo bien el dictamen y actuación de este falso tribunal, ni cuantos eran los fiscales y defensores. Fue un juicio aparente, sin testigos, ni nada. Todo lo tenían ya decidido… Lo que más se me quedó impreso de esta sentencia fue que el juez, que era un teniente coronel llamado Buesa, después de leernos un atestado insultante e inicuo, se levantó de su asiento y, con una voz ronca y con un odio tremendo reflejado en su rostro, nos dijo estas palabras: . Yo, que de joven era algo sensible, estaba en un estado de inquietud y de angustia tremenda. No solo por lo que dijo el juez, sino por lo que a continuación y como respuesta uno de los condenados a muerte, el cabo Rico (José Rico Martín), poniéndose de pie dijo con voz clara y firme: . Un murmullo indescriptible seguido de reacciones por parte de todo el auditorio contra el reo fue la respuesta. Creí que allí mismo lo liquidarían, lo apartaron brutalmente de entre nosotros y se lo llevaron. Ya no lo vi más.

sábado, 18 de julio de 2015

El primo de Franco pudo cambiar el transcurso de la Guerra Civil

 
 
Los aviones que se enviaron desde Madrid nunca llegaron al aeródromo de Ricardo de la Puente
 
EFE 18/07/2015
El primo del general Francisco Franco, el comandante Ricardo de la Puente Bahamonde, jefe del aeródromo de Sania Ramel en Tetuán -capital del Protectorado en Marruecos- pudo cambiar la historia de la Guerra civil española.
 
Si el presidente del Gobierno Casares Quiroga envía los aviones que le prometió y que estuvo esperando durante buena parte de la madrugada del día 18 de julio el curso de los acontecimientos podría haber sido muy distinto al desenlace final.
 
Así lo revela el historiador e investigador ceutí Francisco Sánchez Montoya tras diez años de investigación que ha concretado con la publicación de su libro «Ceuta y el norte de África, 1931-1944», donde deja constancia de este momento histórico.

Los aviones que no llegaron

La investigación, basada sobre todo en el estudio de centenares de consejos de guerra de la época en archivos militares y civiles, ha constatado que el comandante Bahamonde no tenía dudas de que durante la madrugada del 18 de julio sería atacado el aeródromo situado a las afueras de Tetuán.
 
En pocas horas, su primo –el general Franco– debía aterrizar allí a bordo del Dragón Rapide, procedente de Canarias, para tomar el mando de los sublevados en el norte de África.
 
Desde el único lugar oficial que permanecía legal al Gobierno de la República, el comandante De la Puente Bahamonde recibió una "esperanzadora llamada" donde se le comunicaba que el presidente del Gobierno y ministro de la Guerra, Casares Quiroga, iba a enviar aviones de refuerzo y había que resistir a toda costa. Era la tarde del 17 de julio.
 
El teléfono volvió a sonar a las dos de la madrugada del 18 de julio. «Esta vez era el jefe de la sublevación en Tetuán, el teniente coronel Sáenz de Buruaga, quien informaba a Bahamonde que si no deponía su actitud una columna de artillería y tropas de Regulares cercarían el aeródromo».
 
Los aviones de Madrid seguían sin llegar pero Bahamonde se mantuvo firma. Tras consultar el voluminoso consejo de guerra de Bahamonde, el historiador ceutí destaca que el comandante dijo: «¡tendrán que pasar por encima de los que defendemos al gobierno legal en este momento!».
Dos horas y media después el aeródromo estaba rodeado y el asedio apenas tardó unos minutos. Las fuerzas atacante no dañaron la pista de aterrizaje, que sería utilizada horas después por el avión que traía al general Francisco Franco.
 
«El comandante no tardó en comprender que los aviones prometidos por Casares Quiroga no iban a llegar nunca, que resistir sólo serviría para contribuir al derramamiento de sangre y que su primo había ganado esta partida», ha comentado a Efe Francisco Sánchez.
 
A las 05.15 horas de la madrugada del 18 de julio, el comandante enarboló un pañuelo blanco, salió con sus hombres a la pista de aterrizaje y entregó su pistola al comandante de Regulares Serrano Montaner, siendo trasladado a la fortaleza militar del Monte Hacho de Ceuta.
 
Unas horas más tarde, en la mañana del 19 de julio, aterrizaba en el aeródromo el «Dragon Rapide» con Francisco Franco, «quien fue rápidamente informado de la actitud de su primo y que estaba detenido».

Fusilado por traición

El historiador completa el relato destacado que el 2 de agosto se celebró el consejo de guerra en Ceuta y el primo de Franco fue condenado a muerte por traición, siendo fusilado el 4 de agosto de 1936 en los muros exteriores a la fortaleza del Monte Hacho.
 
«Lo fusilaron a las cinco de la tarde, una hora inusual para este tipo de acciones», ha dicho el historiador, quien tras consultar cientos de procedimientos llevados a cabo en Ceuta y en el Protectorado Español en Marruecos, ha añadido: «durante la represión que duró hasta 1944 en Ceuta no se hizo ninguna ejecución por la tarde, por lo que estaba claro que Franco quería dar por finalizado este consejo de guerra cuanto antes».
 
El primo de Franco pudo cambiar la historia pero los aviones no llegaron y los planes de Franco siguieron su curso normal.

viernes, 10 de julio de 2015

Equo acusa a Defensa de colocar en junio placa en honor a Franco en Melilla

Melilla, EFE
Equo ha registrado una pregunta escrita en el Congreso en la que denuncia que el Ministerio de Defensa instaló en junio una placa en honor de Francisco Franco en el inmueble donde residió durante los meses que estuvo en Melilla como jefe de la Legión, lo que a su juicio infringe la Ley de Memoria Histórica.
 
La pregunta, según ha informado la formación ecologista, fue registrada hace unos días por el diputado de Compromís-Equo Joan Baldoví, para quien esta placa "contradice el artículo 15 de la Ley de la Memoria Histórica, y se da un hecho inusual al colocar una placa conmemorativa del dictador posteriormente a su fallecimiento".
 
Según Baldoví, se trata de una "exaltación personal del dictador", a pesar de que el argumento es que el homenaje se le hace en su condición de militar y no de jefe del Estado.
 
La placa, señala el diputado, fue instalada el pasado mes de junio en sustitución de otra que estaba en ese mismo inmueble desde julio de 1971 con la leyenda "El Jefe del Estado D. Francisco Franco Bahamonde vivió en esta casa en el 1924 siendo teniente coronel de La Legión".
 
La placa actual dice: "En esta casa vivió en 1924 como jefe de La Legión el teniente coronel D. Francisco Franco Bahamonde, como comandante en jefe de la Primera Bandera, de la que fuera fundador, participó en las acciones de socorro a Melilla en 1921".
 
El edificio donde está colocada es un pabellón militar perteneciente al Ministerio de Defensa, en la calle Castillejos.
 
En la pregunta parlamentaria se recuerda que el resto de los jefes de la Legión que vivieron en Melilla desde 1921 hasta ahora no tienen colocada ninguna placa similar.
 
También subraya que en las acciones de socorro a Melilla de 1921 "participaron miles de militares, muchos de ellos fallecidos en esos combates; Francisco Franco no fue sino un comandante más, subordinado a las órdenes de otros oficiales".
 
Melilla conserva en la vía pública una estatua de Francisco Franco, en la que aparece de pie, con uniforme militar y unos prismáticos, con una placa en la que se puede leer 'Al Comandante de la Legión D. Francisco Franco Bahamonde 1921-1977', que rememora su llegada a Melilla en 1921 para liberar a la ciudad de las tropas rifeñas de Abdelkrim.

domingo, 5 de julio de 2015

Nace la Asociación Canaria de Víctimas del Franquismo

 
El objetivo es investigar y dar a conocer la historia de las víctimas de la represión franquista en Canarias, además de conseguir "su justo reconocimiento y reparación"
 

La ACVF nace por "la necesidad de coordinación entre famliares y amigos de las víctimas de la represión franquista en Canarias, para investigar y dar a conocer su historia ocultada en el tiempo, así como conseguir su justo reconocimiento y reparación, en la firme convicción de que ello, representará la mejor contribución al entendimiento y a los valores democráticos".

"Ante esta demoledora realidad nace en las islas la Asociación Canaria de Familiares y Amigos de Victimas del Franquismo, para llenar un espacio necesario en todo el Archipiélago, donde miles de crímenes siguen impunes y ocultados premeditadamente por el estado y sus instituciones políticas y jurídicas", esgrimen.
 
La asociación recuerda que miles de personas fueron asesinadas por sus ideas a partir del golpe de estado de 1.936 en Canarias, lo que definen como "un genocidio orquestado por la oligarquía canaria y las fuerzas sediciosas contra la democrática y legítima República Española". 
 
La organización manifiesta de forma expresa "su imparcialidad ante cualquier partido político, organización sindical y confesión religiosa" y en palabras de González, nace "con el objetivo claro de formar parte de la querella argentina contra el estado español por crímenes de lesa humanidad", por lo que se coordinarán directamente con la abogada promotora de dicha denuncia internacional, Ana Messuti y su equipo de juristas expertos en derechos humanos.
 
De esta manera, irán denunciando "progresivamente" cada uno de los crímenes franquistas en todo el Archipiélago canario, individualizando cada demanda con nombres y apellidos de cada persona fusilada, asesinada o desaparecida, exigiendo la exhumación, identificación y sepultura digna de sus restos, así como la acusación directa contra los responsables de esos asesinatos en cada una de las islas.
 
La ACVF ha nombrado en su constitución a varios socios de honor, entre ellos, la ya citada Messuti, el Coordinador Federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, el Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España, Carmelo Suárez, el luchador antifascista del municipio de San Lorenzo, Domingo Valencia y la Plataforma de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo.
 
La asociación ha anunciado que durante este mes de julio se presentará públicamente, así como sus acciones para los próximos años en un acto en el salón de actos de la casa sindical, en la avenida Primero de Mayo, con la proyección del documental La memoria interior, los fusilados de San Lorenzo y una mesa redonda con varios de sus miembros y familiares directos de víctimas del franquismo en Canarias.