Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

sábado, 26 de abril de 2014

Programa Vacaciones en Paz para niños Saharauis


La Asociación de Amigos del pueblo Saharaui nos visita para contarnos el Programa Vacaciones en Paz. En nuestros estudios estuvieron Belen Cueva Carbajal y Juan Manuel Casalderrey Palacio.


Se necesitan 40 familias de acogida antes del 5 de mayo


Canal: Radio Nava 108.0 Fm

jueves, 24 de abril de 2014

Aclaración desde el cansancio y el hartazgo: No fué Garzón


Familiares de Fusilados de San Lorenzo 24/4/14
Ante la información aparecida en la web de la Radio Televisión Canaria (RTVC), en su programa "Buenos días Canarias", de que nuestra plataforma de familiares es asesorada para la... querella argentina por el juez Baltasar Garzón. Debemos aclarar que esa información es totalmente falsa y no entendemos de donde la sacó la persona que lo ha afirmado.

Nuestro asesoramiento siempre ha sido con gente de la tierra canaria, humildes abogados/as y algunos/as de fuera puntualmente, juristas no tan conocidos/as como el mediático magistrado. Gente comprometida en la causa de la memoria que nos ayudan sin cobrarnos nada.
 
También es falso en esta noticia que adjuntamos que la querella argentina afecte a todas las personas fusiladas en todo el estado y en Canarias. Quien no se sume a la querella presentando denuncia no podrá obtener que se juzgue su caso.
Estamos ya algo cansados/as de que se nos utilice con fines políticos. Somos gente revolucionaria, que luchamos contra este podrido sistema sin vínculos partidistas. Nuestra meta es acabar con esta mierda de estado putrefacto que protege a los torturadores y criminales franquistas.
¡Ya está bien de manipulación!

miércoles, 23 de abril de 2014

Estrasburgo obliga a España a acoger a 30 saharauis a los que se negó asilo


Llegaron en patera a Fuerteventura entre enero de 2011 y agosto de 2012, tras huir del campamento de Gdeim Izikd desmantelado por la Policía marroquí. Sin leerse sus peticiones de asilo, Interior les denegó protección internacional 

EFE Madrid 22/04/2014 
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a España por ordenar la expulsión de treinta inmigrantes saharauis sin haber concluido el examen de sus demandas de asilo, obligándola a mantenerles en el territorio nacional. La sentencia del tribunal europeo establece que no podrán ser expulsados "hasta que se produzca una decisión definitiva sobre sus demandas de protección internacional".

Los demandantes llegaron en patera a Fuerteventura (Canarias) entre enero de 2011 y agosto de 2012, tras huir del campamento de Gdeim Izik, a 12 kilómetros de El Aaiún (Sáhara Occidental), que había sido desmantelado por la Policía marroquí.

A su llegada pidieron protección internacional ante el temor a sufrir tratos inhumanos si eran devueltos a Marruecos, pero esta fue rechazada por el Ministerio del Interior, que ordenó una expulsión que finalmente no se produjo. Interior calificó sus alegaciones de "contradictorias e insuficientes", mientras que el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) señaló que eran "coherentes" y los "indicios suficientes" para aceptarlas.

Los demandantes, representados por los abogados de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), presentaron recursos contencioso-administrativos contra las órdenes de expulsión y solicitaron su suspensión hasta que se examinaran, pero la Audiencia Nacional denegó esa solicitud

Sólo la aplicación de las medidas provisionales de la Corte europea, a la que acudieron entre enero de 2011 y octubre de 2012, impidió que se ejecutaran las expulsiones. Esas medidas implican que el TEDH solicite la interrupción temporal de la orden y, sin las mismas, según Estrasburgo, "los demandantes hubieran sido expulsados a Marruecos sin que el fondo de sus recursos fuera objeto de un examen tan riguroso y rápido como fuera posible".

La sentencia emitida este martes mantiene que el procedimiento por el que los saharauis pidieron en España la suspensión de las expulsiones no les permitió aportar información precisa sobre los riesgos que corrían. El fallo concluye que España vulneró el artículo 13 (Derecho a un recurso efectivo), combinado con los artículos 2 (Derecho a la vida) y 3 (Prohibición de tratos inhumanos o degradantes) del Convenio Europeo de Derechos humanos.

La sentencia recuerda igualmente que los tribunales nacionales "tienen que demostrar una diligencia y prontitud particular y decidir sobre el fondo en plazos breves", porque si no es así, "el recurso perdería su eficacia". Y en aplicación del artículo 46 del Convenio, estima que el Gobierno "debe garantizar, jurídica y materialmente, el mantenimiento de los demandantes en territorio español durante el examen de sus causas", que sigue abierto.

La jueza Servini admite a tramite la querella de las familias de los fusilados de San Lorenzo


Redacción Tamaraceite Alzado
Las familias de los fusilados de San Lorenzo, han informado a través de un comunicado haber recibido a través del Consulado Argentino en Canarias, la admisión a trámite de la querella presentada contra el estado español por el fusilamiento el 29 de marzo de 1.937, de los conocidos popularmente como “cinco de San Lorenzo”, donde se exigirá al estado español la exhumación inmediata de la fosa común del cementerio de Vegueta, así como la identificación de los restos a través de pruebas de ADN y la posterior entrega a sus familiares de los huesos de sus muertos para darles una digna sepultura.

La Plataforma de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo ha manifestado hoy haber recibido notificación directamente de la jueza, María Servini, donde se les ha informado a través de señor cónsul de la República Argentina en Canarias, D. Pablo Antonio De Angelis, de la admisión a trámite de la querella presentada por dicha organización de víctimas de la dictadura franquista, para su instrucción dentro de la querella argentina contra el estado español por crímenes de lesa humanidad.

Las familias de San Lorenzo han manifestado “su agradecimiento profundo al pueblo y a la justicia argentina por haberse declarado competente para juzgar el asesinato de nuestros familiares, fusilados por el único motivo de defender la democracia y la libertad, ante el golpe fascista contra la legítima República”.

La querella de esta Plataforma de Familiares se unirá a otras denuncias abiertas por la justicia argentina contra los crímenes cometidos por el franquismo, portavoces de las familias afirmaron que “una vez aceptada la demanda se podrá determinar e identificar judicialmente a quienes participaron de aquellos hechos terribles, e imputarlos, más allá de que estén vivos o muertos”.

Para los familiares de los fusilados de San Lorenzo es “una vergüenza que otro país tenga que investigar lo que en el estado español su gobierno y la judicatura han negado a unas familias, amparadas por la justicia universal, en unos delitos de crímenes de lesa humanidad que jamás prescriben, prohibiéndonos en varias sentencias judiciales algo tan humano como la recuperación de los huesos de nuestros muertos, lo que demuestra que en España sigue el vivo el fascismo en cada uno de sus estamentos; y que quienes gobiernan son herederos directos de los franquistas”.

Los delitos imputados en la querella son los de “privación de libertad, tormento, torturas, violaciones y homicidio calificado”.

La jueza Servini se desplazará a Canarias a tomar declaración directamente en sus domicilios a las familias y testigos/as directos/as de avanzada edad, lo que servirá para acelerar el proceso.

El fusilamiento del alcalde de San Lorenzo del Frente Popular, Juan Santana Vega, del secretario municipal, Antonio Ramírez Graña, del inspector jefe de la policía local, Manuel Hernández Toledo y de los sindicalistas vinculados a dicho Ayuntamiento, el artista e intelectual, Matías López Morales y el jornalero, Francisco González Santana, así como las decenas de personas torturadas, vejadas, las mujeres violadas y el asesinato en su cuna del bebé de 4 meses, Braulio González García, a manos de un falangista de Tamaraceite, que le destrozó la cabeza a lanzarlo contra una pared, será ahora juzgado en un tribunal internacional justo y legal.

Las familias comentaron que “esa brutal represión desencadenada tras el golpe de estado fascista en 1.936 que acabó con la esperanza de todo un pueblo, saldrá ahora a la luz y el estado español y su gobierno no podrán seguir tapando y ocultando este holocausto fascista contra este municipio, contra todo el pueblo canario, donde hubieron más de 3.000 personas asesinadas, fusiladas y desaparecidas”.

Por último señalar que la aceptación de esta querella de los familiares de San Lorenzo implica la incoación inmediata de un expediente judicial para la condena del estado español por el asesinato impune de los cinco de San Lorenzo, enterrados ilegalmente en la Fosa Común nº 2 del Departamento nº 6 del Cementerio de Las Palmas, que se constate su muerte violenta a partir de las correspondientes pruebas periciales, y se proceda, asimismo, a identificarlos y entregarlos a sus familiares al objeto de darles sepultura o incineración, ya que en la actualidad se encuentran fuera de los lugares propios de inhumación de sus cuerpos.

lunes, 21 de abril de 2014

El juez Ruz rechaza archivar dos causas sobre el Sahara pese a la reforma de la Justicia Universal

Personas concentradas en el exterior de la Audiencia Nacional el 17/12/2007 cuando Garzón admitió a tramite la querella contra los militares marroquíes
lainformacion.com 15/04/14
El juez considera que el Sahara Occidental era una provincia española en los años 70, así como que legalmente seguía estando administrada por España en los 80 y aún ahora.
 
(EFE). El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha rechazado archivar dos casos que investiga de genocidio y torturas en el Sahara Occidental porque era territorio español cuando ocurrieron los hechos en los años 70 y 80 y, por tanto, a estas causas no les afecta la reforma de la justicia universal.
En sendos autos, Ruz acoge los argumentos de la Fiscalía de que ambas investigaciones serían competencia de los tribunales españoles porque los hechos se cometieron en territorio español contra ciudadanos nacionales.

Siguiendo con el criterio de la Fiscalía, el juez considera que el Sahara Occidental era una provincia española en los años 70, así como que legalmente seguía estando administrada por España en los 80 y aún ahora.

En una de las causas Ruz investiga delitos de genocidio en el Sahara contra 31 militares marroquíes a instancias de asociaciones de apoyo al pueblo saharaui y en la otra torturas por parte de 28 miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino.

En el caso de la querella contra los militares marroquíes, las asociaciones denunciaron torturas y genocidio entre 1975 y 1987, cuando desaparecieron centenares de saharauis.

Para Ruz, está acreditado que varios los hechos denunciados "fueron cometidos contra ciudadanos españoles en el momento en que el Sahara Occidental era provincia española", es decir, en los años 70.

Las autoridades españolas abandonaron el Sahara Occidental el 27 de febrero 1976, pero el juez asume la competencia para investigar los hechos posteriores por su conexión con los primeros.

Así, su competencia para investigar estos delitos no respondería al principio de justicia universal sino al de territorialidad (competencia de los tribunales españoles para juzgar todo lo que ocurra en el territorio nacional).

Esta querella la comenzó a instruir el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que acordó investigar a, entre otros, Housni Ben Sliman, que ordenó y dirigió presuntamente la campaña de detenciones y posteriores desapariciones en Smara en 1976, y Abdelhafid Ben Hachem, presunto responsable de los secuestrados en 1987 en El Aaiún y supervisor de los interrogatorios bajo tortura.
La otra investigación se inició en 2012 a raíz de una querella de la asociación Asadeh y tres víctimas contra 28 miembros del Frente Polisario, entre ellos ex director general de la seguridad militar del Polisario y responsable de las relaciones con la ONU en Nueva York, Mohamed Jadad; el agregado militar en la Embajada de Argelia en Mauritania, Nabil Kadour, y el embajador de Argelia en Rabat, el general Omari.

En la querella se denuncia el trato sufrido en Tindouf en los años 80 del siglo pasado, cuando las autoridades españolas ya se retiraron de la zona, "por los prisioneros de guerra, así como por los propios ciudadanos saharauis, especialmente por los de origen español, en manos del Frente Polisario".

La Fiscalía informó también a favor de seguir con el procedimiento en virtud del principio de territorialidad, ya que considera que en los años 80, y también ahora, el Sahara Occidental es administrado legalmente, aunque no "de facto", por España.

El fiscal daba varios argumentos para asegurar que legalmente el Sahara sigue siendo español, el primero de ellos que en 1965 España, con su ingreso en la ONU, asumió que era su potencia administradora, una condición que reiteró en la ley de descolonización del Sahara de 1975.

Además, la Fiscalía menciona varias sentencias del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional que reconocen la nacionalidad española a los nacidos allí tanto en la época de la "provincialización" como en la colonial.

"En definitiva -indica el fiscal- España 'de iure', aunque no 'de facto', sigue siendo la potencia administradora hasta que finalice el periodo de la descolonización (es decir, cuando se celebre un referéndum sobre la independencia)", debe actuar como tal de acuerdo a la Carta de las Naciones Unidas.

Por todo ello, el juez estima que es competente para seguir investigando los hechos puesto que parte de ellos se cometieron en un territorio que "a todos los efectos, debe tener la consideración de español en el momento de comisión".

Burla a la Comunidad Internacio​nal. Marruecos no quiere testigos en el Sahara Occidental



La Observadora portuguesa, Rita Reis, Comisionada por la Fundación Sáhara Occidental, fué expulsada, el día 18 de abril, de la ciudad de El Aaiún (Sáhara Occidental Ocupado) 

El territorio no autónomo del Sahara Occidental, ocupado militar e ilegalmente por Marruecos, donde viene ejerciendo un genocidio sistemático del pueblo saharaui, se encuentra cerrado por las fuerzas de ocupación, habiendo sido expulsados hasta el momento 33 observadores de distintas nacionalidades (españolas, portuguesa, francesa, inglesa, noruega, tunecinas, sudanesas del sur y americana).

Tras décadas de ocupación, en las que Marruecos viola sistemáticamente los derechos del pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación, en un plan decidido de acabar con la resistencia de la población saharaui, viene ejerciendo el terror ante la pasividad de la Unión Europea y la Comunidad Internacional. Es un clamor, por parte de Organizaciones de Derechos Humanos, Parlamentos Naciones e Internacionales que el mandato de la Minurso se extienda al control y supervisión de los derechos humanos en el Sahara Occidental. La campaña que se viene realizando, demandando dicha ampliación del mandato, está abonada por numerosos actos y manifestaciones pacíficas en el Sahara Occidental, que están siendo duramente reprimidas cuyos resultados son una continua violencia de las fuerzas de ocupación contra la población civil desarmada.

Con el fin de constatar estas violaciones y poner de manifiesto ante la comunidad internacional la necesidad de esta ampliación del mandato de la Minurso, fue convocada la II Conferencia Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis en los Territorios Ocupados, acudiendo al territorio 33 participantes de diversas nacionalidades.

Por parte de Marruecos se ha producido durante estos días una verdadera caza y captura de los extranjeros observadores, con el fin de evitar la presencia de los mismos en el territorio.

Durante toda esta semana hasta hoy mismo han sido expulsadas sistemáticamente todas aquellas Delegaciones que han intentado entrar en el Sahara Occidental, abortando sus viajes, tratándolos de forma humillantes, en algunos casos con interrogatorios y no permitiendo el libre tránsito en el Sahara Occidental, al que está obligado  el régimen marroquí.

Rita Reis, es una de las últimas observadoras expulsadas. Esta joven portuguesa, con amplia experiencia y formación en derechos humanos y observación, habiendo participado como observadora internacional durante todas las sesiones del juicio celebrado en el Tribunal Militar de Rabat contra el grupo de Gdeim Izik, que viajaba desde Lisboa a El Aaiun, acreditada por esta Fundación, fue interceptada en el aeropuerto de El Aaiun. Tras ser interrogada por la policía marroquí que ocupa el aeropuerto  de la capital del Sahara sobre su filiación política, motivos del viajes, identidad de las personas que le esperaban en el aeropuerto y no siendo satisfactorias las respuestas dadas, y tras ser fotografía contra su voluntad, en un claro acto intimidatorio,  fue obligada a abandonar el aeropuerto y por la fuerza, conducida al avión para ser devuelta a Casablanca.

Ante la indefensión que está sufriendo la población saharaui, las violaciones graves de derechos humanos que comete a diario el régimen marroquí, la política de Marruecos de cerrar el territorio a la Comunidad Internacional, contraviniendo los tratados internacionales firmados, los acuerdos preferenciales suscritos y el derecho internacional que ampara a la población saharaui y al trabajo de los observadores, esta Fundación insta a los gobiernos y responsables de la Unión Europea y de los países cuyos nacionales han sido expulsados a que promuevan acciones concretas para obligar al reino de Marruecos a poner fin al genocidio del pueblo saharaui que dura ya 4 décadas.

Desde esta Fundación mostramos nuestra solidaridad con las víctimas de la represión policial marroquí, así como con las observadoras que de forma desinteresada y altruista, ponen en peligro su integridad, para ser testigos de una realidad que el régimen marroquí quiere ocultar.


Fundación Sahara Occidental
C/Santo Domingo, 64, 1º Derecha
06001 Badajoz

Tfno: 924 22 49 98 -- 608 73 78 71
Fax: 924 24 32 51

Y Ceuta amaneció republicana


El Faro Digital.es - Francisco Sánchez Montoya 13/4/14
El 14 de abril se cumplieron 83 años de la proclamación de la Segunda República en nuestra ciudad. Como otra muchas ciudades se acostó monarquía y se levantó republicana. Su proclamación fue uno de los acontecimientos decisivos del siglo XX español.

Tanto por las expectativas que despertó como por su trágico final, el cambio político iniciado, fue el símbolo de las aspiraciones de modernidad que pedía la nación y años después se convertiría en modelo inspirador para la Transición democrática.

El domingo 12 de abril de 1931, la ciudad amaneció cubierta de carteles. A las ocho se abrieron los colegios electorales, el devenir de la jornada fue de total tranquilidad, formándose grandes colas. Los ceutíes decantaron su voto por la Conjunción Republicana-Socialista obteniendo el 80%, con 22 concejales, repartiéndose doce para los republicanos y diez para el PSOE. Únicamente en tres de los ocho distritos se inclinaron por el partido Defensa de Ceuta, obteniendo 7 concejales; el Partido Reformista 4, y 2 Independientes, hacen el total de 35 concejales. Ninguno de los candidatos del Partido liberal Independiente y de la Concentración Monárquica, consiguieron escaño.

En Ceuta, cuando ya se tuvo la certeza del triunfo republicano y según se recibían noticias del resto del país, grupos de ciudadanos recorrían las calles, entusiasmados por el cambio de régimen. Algunos violentaron varios rótulos de calles de la extinta dictadura y quisieron por su cuenta restablecer, los letreros de Soberanía Nacional a la calle Primo de Rivera ó quitar el rotulo a la Plaza Alfonso XIII. Al busto de Jacinto Ruiz, situado en la Plaza de su nombre, le cubrieron con una bandera republicana por los hombros, por el contrario las dos esculturas, de reyes, de mármol y situadas en la entrada del hospital Central, en la plaza de los Reyes, no fueron tocadas. Por el contrario una estatua de Carlos IV, que se encontraba en los jardines de San Amaro, desapareció sin saberse su paradero. Los bancos de piedra con alegorías que se encuentran en el cuartel de Regulares, fueron meticulosamente quitados las coronas que adornaban sus escudos.

Dejando para el día siguiente, 15 de abril, la proclamación oficial desde el balcón del Ayuntamiento. Desde primeras horas se pueden ver a numerosos ceutíes con banderas republicanas por la ciudad, todos van hacia la plaza de África. Al edificio municipal han accedido numerosos ciudadanos quedando totalmente repletos los pasillos, ventanas y balcones. En el salón de plenos se encuentra la corporación saliente, con su presidente José Rosende al frente. Sobre las doce proceden a la ceremonia de dar la bienvenida a los nuevos concejales.

Seguidamente se dirigieron al balcón principal, donde izaron la bandera, rindieron honores una compañía del Regimiento de Infantería. Al término de los discursos se organizó una manifestación, donde los diferentes diarios consultados, calculan que veinte mil personas al menos, estaban presentes. Tras pasar el puente de la Almina, se ramificó en dos, una emprendía su marcha por la Marina y la otra por el Rebellin.  Cuando se volvieron a encontrar en la plaza de Maestranza, apareció un hidroavión sobrevolando la plazoleta a escasos metros de los edificios, el piloto, Antonio de Haro, mostró por una de sus ventanillas, una gran bandera republicana.

El periodista Porres narra sus vivencias
El periodista Enrique Porres, director del semanario El Renacimiento, se encontraba detenido en la fortaleza del monte Hacho por sus críticas en su periódico a la dictadura de Primo de Rivera. Desde su prisión escribiría: " La odiosa fortaleza del Hacho guardaba entre sus muros a mi humilde persona, el semanario Renacimiento molestaba al Conde de Jordana, y su poder llega a burlar la ley y condecorarme. Una llamada de teléfono ¿Sería mi orden de traslado a un penal de la península?, Cojo el auricular, escucho y poco me falta para que el corazón se me salga del pecho. ¡La República ha sido proclamada en casi toda España y dentro de breves momentos podré observar desde las murallas de la Fortaleza del Hacho, el acto grandioso de ser izada la tricolor enseña en el edificio de telégrafos! Hasta los altos murallones de la Fortaleza del Hacho llega el eco de las ovaciones con que se acogió en la Ciudad la noticia. Los presos lloraban de emoción y bailaban llenos de júbilo, el comandante de la fortaleza militar no podía ocultar su histeria, ante la noticia de un posible asalto de la fortaleza por el pueblo, pidió refuerzos y una compañía de infantería subió presurosamente la empinada cuesta del Hacho. Su intervención no fue necesaria y los simpáticos soldaditos dedicaron el primer día de la República a quitar de sus uniformes los atributos de la caída realeza".

En la Central de Telégrafos se izó la bandera tricolor
E  n la tarde del 14 de abril se izó la bandera republicana en la ciudad, exactamente fue a las cinco de la tarde en el balcón del edificio de telégrafos en la calle Marina Española. Las noticias que llegaban a la ciudad desde la península, no dejaban duda de la pronta proclamación de la República en todo el país. En el palacio de comunicaciones de Madrid flameaba una enorme bandera tricolor, desde mediodía. La central de telégrafos de Ceuta, recibió la comunicación de la proclamación del nuevo Estado, en las puertas de este edificio, se agolpan un buen número de ceutíes. El funcionario de telégrafos y futuro presidente del PSOE en Ceuta,   Rafael Jiménez Cazorla, tomó la determinación de desplegarla.

El secretario del Ayuntamiento, Alfredo Meca, fue testigo de esos acontecimientos: "Cuando transitaba por la calle La Marina, observe izada en la casa de Telégrafos la bandera tricolor, presurosamente me dirigí a la Casa Consistorial, donde llegue al mismo tiempo que una manifestación con banderas y con gran alegría, pretendían colocar la nueva enseña en el balcón del Ayuntamiento. Así se hizo en medio del mayor entusiasmo y con todo orden y respeto para los muebles y efectos municipales esperándose a que retirara los papeles y sumarios que sobre la mesa de la rotonda principal había. Varios manifestantes deseaban un retrato del Rey, y mientras los porteros del Ayuntamiento subían uno que se encontraba en una dependencia del piso bajo, otros, penetraron en el salón de sesiones, descolgaron el retrato que bajo el dosel se encontraba y lo arrojaron por el balcón. Después llegó otra manifestación que presidían los miembros del comité de la Conjunción Republicano-Socialista, tomando el Ayuntamiento".

Los cambios prometidos durante la campaña electoral se producen con prontitud y una de las máximas aspiraciones, se hace realidad al conseguir la llegada de un delegado del Gobierno civil, tomando posesión el republicano Rafael Vegazo. El Gobierno Provisional de la República, decretó que la autoridad gubernativa pasaba a depender directamente del Gobierno Central, con las mismas funciones y atribuciones que las delegaciones provinciales y diputaciones, con una total desvinculación de la Alta Comisaría, y por otra parte, la posibilidad de elegir un diputado, derogándose los decretos del 1 de abril y 31 de octubre de 1930.

El diario La Gaceta de África como testigo directo, escribió:
"El público ebrio de entusiasmo vitoreaban a la República hasta enronquecer, aplaudiendo frenéticamente a la nueva enseña, los que tomaron la palabra recomendaron a todos serenidad y orden sin el que seria imposible la labor que ha de realizarse en la República, y que las bases fundamentales del nuevo régimen son la igualdad, la fraternidad y la libertad,  pidiendo que en estos momentos de entusiasmo solo se den vivas, pero no voces de mueras contra nadie, pues hay que respetar a los convecinos. Hermosa jornada la de ayer, 15 de abril, día de confraternidad, de jubilo, de entusiasmo. A un lado el pueblo, el pueblo inmenso, sin matices, sin castas, el pueblo que piensa, que trabaja y al otro lado triste, aislados, recomido por el remordimiento de sus culpas, los vencidos, los verdugos del régimen caído, temerosos del imperio de la justicia y la libertad que ellos tanto enaltecieron".

En estos primeros meses se situaron las bases, de futuros frutos como fueron la creación de una Escuela de Artes y Oficios, Magisterio, la construcción de una nueva cárcel, la restitución de los derechos legítimos y fueros. La creación urgente de un Instituto de Segunda Enseñanza, el colegio Lope de Vega, el nuevo mercado de Abastos, en el puente de la Almina, el campo municipal de Fútbol "Alfonso Murube", El diario El Faro de Ceuta, Radio Ceuta ó la Mutua de Ceuta, entre otros.

Sánchez Prado, primer alcalde republicano
La corporación salida de las urnas el 12 de abril de 1931, realizó su primer acuerdo designando alcalde. Su nombramiento fue un acuerdo que firmaron los republicanos y el PSOE antes de las elecciones. El candidato que más votos obtuviera sería nombrado presidente de la corporación. Literalmente el decreto decía: ”En virtud de acuerdo adoptado se designa a Don Antonio López Sánchez Prado, como Presidente del Ayuntamiento de Ceuta, las ocho tenencias de alcaldía serán desempeñada en orden de sufragio exceptuando la primera, se acordó fuera desempeñadas por el letrado Manuel Olivencia; tenientes de Alcalde, Eduardo Pérez Ortiz, David Valverde Soriano, Valentín Reyes Sánchez, Juan Arroyo Tornero, José Victori Goñalons, Sertorio Martínez Simón, José Más de la Rosa; Teniente de Alcalde suplentes, Domingo Vega Pérez, Alberto Parres Puig, Manuel Pascual Abad, José Torres Gómez, Antonio Becerra Bravo, Francisco Sánchez Molinillo, José Lendinez Contreras y Lamberto Amador Ventura.  Los concejales sin cargos, Antonio Mena López, Antonio Berrocal Gómez, Salvador Pulido López, Francisco Bohórquez López, Francisco Trujillo González, José Molla Noguerol, Isidoro Martínez Durá, Cándido Lería Lanzac, Moisés Benhamú Benzaquen, Ángel Fernández Vidal, Miguel Pulido López, José Baeza Huesca, Antonio Sánchez Mula, Luis García Rodríguez, Demetrio Casares Vázquez, Ricardo Chacon Pineda, Francisco Ruiz Medina y Enrique Delgado Villalba" .

martes, 15 de abril de 2014

Ceuta homenajea a los republicanos recordando sus valores democráticos


 
 
Ceuta TV 14/4/2014
Este 14 de abril, se conmemora el día de la República. Una fecha señalada en rojo en el calendario de algunos ceutíes que ha contado con un sentido homenaje en la fosa común que hay en el cementerio de Santa Catalina. El acto, convocado por UGT, ha sido respaldado por medio centenar de personas.

lunes, 14 de abril de 2014

Hoy abrimos el listado definitivo de inscripciones al viaje de nuestra "Operació Stanbrook"


Hoy 14 de abril de 2014 , se cumple el 83 aniversario de la proclamación de la 2 ª República y como homenaje a la misma y a su honorable memoria , hoy abrimos el listado definitivo de la Operación Stanbrook :

Salimos del puerto de Alicante el jueves 29 de mayo a las 19 horas, llegamos a Orán a las 8 horas del día siguiente.

Reembarcamos en Orán el domingo día 1 de junio a las 18 horas , llegaremos de regreso al puerto de Alicante a las 8 horas del lunes 2 de junio.

Cuando tengamos cerrado el listado de viajeros - fecha de cierre el 5 de mayo , o en llegar a 150 pasajeros - , os pediremos que nos remitáis personalmente, por correo certificado o por mensajero el pasaporte y si es necesario el certificado de penales - ya os indicaremos - para sacar los visados en el consulado de Alicante y os los entregaremos personalmente a pie del barco, o avión para embarcar.
En un próximo comunicado ya informaremos del programa a del viaje.

Importante : Remitid el mail de vuestra confirmación al viaje y para consultas a: operaciostanbrook@gmail.com

(Comissió Stanbrook) 14/4/2014

viernes, 11 de abril de 2014

Viaje a Orán: Operació Stanbrook

Important/ Importante: contestar a: rafa@eixamedicions.com
Estimadas compañeras y compañeros, el pasado día 3 de abril realizamos la segunda entrevista oficial a la embajada de Argelia en Madrid , tras recibir la comunicación del visto bueno de las autoridades argelinas a nuestro proyecto " Operación Stanbrook " , tratamos temas del viaje y de los actos a realizar en el Oranesado . Fuimos recibidos al más alto nivel por la Consejera Diplomática de Asuntos Culturales y de Cooperación , Sra.  Hadda Derradji y por el propio Embajador Mohammed Haneche que nos atendieron con una más que notable deferencia , mostrándonos su interés y colaboración con este viaje - homenaje a la memoria y la huella de la presencia de los exiliados españoles que encontraron refugio en Argelia al terminar la guerra de España , que de seguro abrirá un nuevo espacio de comunicación y solidaridad entre los dos bordes de la mediterránea que nos hermana .

Llegados aquí comunicamos que salimos definitivamente del puerto de Alicante donde embarcaremos la tarde del jueves 29 de mayo a las 19 horas , con llegada a Orán a las ocho horas del día siguiente. El viaje de retorno, lo haremos igualmente en barco con salida de Orán la tarde del domingo día 1 de junio a las 18 horas con llegada al puerto de Alicante el lunes 2 a las 8 de la mañana . Como siempre os hemos comentado el coste del viaje oscilará entre los 425 ; 475 ; y los 525 euros , dependiendo del pasaje elejido ( sillón , litera , o cabina respectivamente ) y el precio incluye pasaje , visados ​​, hotel, seguro , traslados en Argelia y gastos de gestión que detallaremos en su momento.

Existe la alternativa de volver en avión el mismo domingo día 1 o el día 2 en vuelo regular Orán -Alicante en función de las plazas disponibles en Air Argelie lo que puede encarecer el viaje alrededor de 150 euros. Os pasaremos información y precios de la posibilidad de ida y vuelta en avión —siempre dependiendo de las plazas disponibles en Air Argelie .

Lo más importante es tener los pasaportes al día —con un mínimo de seis meses de vigencia desde la entrada en Argelia— y en un próximo comunicado os diremos si necesitamos también un certificado de penales que debeis tramitar personalmente en vuestra ciudad .

Hoy abrimos el listado definitivo de inscripciones al viaje que serán efectivas con el ingreso de un anticipo 150 euros a descontar del precio final, que tenéis que ingresar en la cuenta que os indicaremos por e-mail cuando a quienes confirméis vuestra voluntad de participar. Tened en cuenta que el viaje es autogestionado y este anticipo se hace en concepto de gastos de organización, gestión y actos programados, con lo que si finalmente por cualquier causa no pudierais venir no os lo podremos devolver y lo contabilizaremos como " donación " para la financiación del proyecto . El ingreso definitivo en cuanto a reservas de hotel, seguro y pasajes que haréis directamente y contrastareis con una agencia profesional que os indicaremos, sí tiene una normativa reglada de los costes de cancelación que os devolveríamos .

Cuando tengamos cerrado el listado de viajeros -—fecha de cierre el 5 de mayo , o en llegar a 150 pasajeros— , os pediremos que nos enviéis personalmente, por correo certificado o por mensajero el pasaporte y si es necesario el certificado de penales —ya os indicaremos la dirección postal—  para sacar los visados ​​en el consulado de Alicante y os los entregaremos personalmente a pie del barco o avión para embarcar .
Aquellos que por cualquier motivo quisiérais recibirlo antes, ya nos indicaréis la dirección y os lo devolveríamos por mensajero certificado con los gastos pertinentes.

En cuanto a los viajeros que vienen de fuera de España , los europeos seguramente deben sacar los visados ​​en el país de origen ( ? ) O quizás lo podremos hacer en Alicante, ya os diremos por si nos debéis enviar asimismo el pasaporte, pero los de otros continentes necesitáis el pasaporte para entrar en España . Ya consultaremos específicamente estos casos concretos con la embajada de Argelia para el trámite del visado .

Aquellos viajeros que deseen prolongar su estancia en Argelia —los visado serán seguramente por un mes— pueden realizar las gestiones por su cuenta. Nos escribís  para que os facilitemos el contacto con la agencia que contratará la naviera, Air Argelie y el hotel para que negociéis  los sobre- costes. Tened en cuenta que vale la pena económicamente comprar billetes de ida y vuelta con el mismo medio porque son mucho más baratos .

En un próximo comunicado ya informaremos del programa  del viaje, actos, visitas, equipos de trabajo, propuestas, venta de bonos para la financiación del monumento en el puerto de Orán i de los actos a realizar.

Rafa Arnal ( Comisión Stanbrook )
Nota: Os ruego disculpeis el castellano "diesel" de mi traducción

jueves, 10 de abril de 2014

Jornadas de la Memoria en Arucas


Fiesta repúblicana en El Pinar (Isla El Hierro)

 
EL PINAR (Is. El Hierro)

19 de Abril. Desde las 20:00 horas. FIESTA REPUBLICANA. Actividades:

-Acto político con Douglas Quintero (coordinador IpH-IUC en El Pinar), Laura Rodríguez Lima (coordinadora Juventudes IpH-IUC), Tania Sánchez Melero (diputada de IU en la Asamblea de Madrid).

-Actuación musical de Pekas, seguido de baile popular con DJs.

-Comida popular.

Lugar: Plaza del Mentidero.

Organiza: IpH-IUC.

Concentración por la III República en los Llanos de Aridane

 
Red 14 de abril
Los Llanos de Aridane (Is. La Palma)
12 de Abril. 12:00 horas.
Concentración en la Casa de la Cultura.
Organiza: IU-La Palma.

Rescoldos del franquismo que siguen presentes en Canarias

Cruz de los caidos de Firgas
La presencia de calles, menciones, honores y hasta un dique con nombres del universo franquista levanta ampollas entre algunos ciudadanos y pasan de largo para otros. La asociación de Memoria Histórica asegura que existe un "franquismo sociológico".
 
CADENA SER   06-04-2014 -
Esta semana el Ayuntamiento de Firgas, en Gran Canaria, retiró una placa que existía en la plaza de San Roque en la que se honraba a los caídos "en la guerra de liberación", librada en España, según el relato histórico en el que se basaba la citada placa "entre 1936 y 1939". Es como en Firgas, en la plaza principal, se llamaba a la Guerra Civil española.
 
En el grupo de Gobierno existía división al respecto, dado que hay miembros del Partido Popular, que gobierna con Nueva Canarias, que no están de acuerdo con que se haya retirado y hacen oposición feroz a que también se elimine la cruz de grandes dimensiones que sí sigue en el mismo lugar y recuerda a los caídos por el bando franquista. Paola Hernández explicó a la SER que están de acuerdo en aplicar la ley y que era lo que había que hacer.
 
Sobre el caso de Firgas, Sergio Millares, historiador y miembro de asociaciones de Memoria Histórica, destaca que "la cruz de los caídos que está en la plaza de San Roque es un símbolo de exclusión" y que "hay que aplicar la ley de Memoria Histórica".
 
Millares recordó que quedan restos del franquismo en Canarias y que es "un termómetro para saber cómo funciona nuestra sociedad" destacando que hay "fraquismo sociológico". "Hay un muelle dedicado a un dictador, Primo de Rivera, o José Calvo Sotelo, una persona que llamaba a la rebelión contra la democracia y tiene una calle en Arucas".
 
Relata lo difícil que resulta trabajar con algunas administraciones para retirar estos recuerdos fascistas y concluye que "la calidad democrática en España deja mucho que desear", tras medio siglo de franquismo.
 
En Las Palmas de Gran Canaria existe una calle dedicada al cofundador de la Falange Julio Ruiz de Alda. Al respecto, Millares explica que se retiró lo vinculado a los principales nombres de la dictadura pero quedan "referentes del universo ideológico del fascismo". "Es bastante alarmante", concluye.
 
Monumento a los Caídos en Sta, Cruz de Tenerife del año 1944. Construcción
de la arquitectura monumental franquista con influencia de la
arquitectura fascista italiana

martes, 1 de abril de 2014

Stanbrook, Alicante 28 de marzo de 1939; El día más triste jamás contado

 
30/3/14 Nuevatribuna.es Pedro Luis Angosto
El 28 de marzo de 1939 entraba en la bocana del puerto de Alicante el último barco: El Stambrook, un viejo carbonero al mando de Archibald Dikson, un hombre que debería contar con el agradecimiento eterno de todos los españoles bien nacidos. El puerto estaba lleno de gente, cerca de cuarenta mil personas que habían llegado a la ciudad con el fascismo tras los talones. Dikson, arriesgando su vida y la de todos, decidió dar cabida a más de tres mil republicanos en un barco que apenas tenía capacidad para un tercio de ellos. Archibald se los habría llevado a todos, de hecho intentó que otros barcos se acercaran, pero no se atrevieron, pudo el miedo. La muerte estaba entrando en la ciudad, en todas las tierras de España, sin límites. Al ver partir al barco, con la cubierta llena de refugiados, comenzaron a sonar disparos, gritos, llantos: Las playas de Alicante se tiñeron de rojo.
 
Me permito reproducirles –como homenaje a tantas y tantas personas que lo dieron todo por la libertad y la democracia- una parte de Los Vientos Lóbregos que narra aquel triste día, aquellos tristes días, los más tristes de nuestra historia, aún no superada por no sabida:
 
LOS QUE NUNCA DUERMEN
Desde que volvió de la guerra, Santiago no lleva  bien lo de pasar la noche fuera de casa. Sufrió, su familia no supo de él en años, de un sitio para otro, contra su voluntad, llegó a perder la noción del tiempo y del espacio. Ni en Albatera ni en otros cementerios en los que estuvo existía la noche ni el día, el tiempo apenas tenía valor. Imperaba la resignación, la desesperanza. Siempre en estado de alerta, aguardando que el gran felino negro diese su último zarpazo. Se tendía en el catre, panza arriba. Cerraba los ojos. Intentaba tranquilizarse, pero oía todos los órganos de su cuerpo como si estuvieran fuera de él. El corazón, el estómago vacío, las tripas, los pulmones hablaban entre ellos mientras Santiago se perdía en un mar lleno de imágenes  irracionales que se mezclaban sin control. De vez en cuando parecía entrar en algo similar al sueño. Despertaba sobresaltado, sudoroso, trémulo. Los guardias entraban en los barracones, sigilosamente, para dejar su tarjeta de visita. Santiago tenía varias costillas metidas hacia adentro, casi clavadas en la pleura. Se había acostumbrado. Ni un quejido. Como el río, discurría por dónde aquellos hombres mandaban, sin decir ni pío.
 
Con el paso de los días había dejado de temer, ahora eran las visiones, su sistema nervioso dislocado, las imágenes fantasmagóricas que se alojaban en sus adentros, sin pedir permiso, la oscuridad. Veía ponerse el sol como quien ve llegar un buque cargado de sombras. Zozobra, angustia, desconsuelo, desazón, miedo, incertidumbre, deseo de acabar de una vez.
 
A finales de marzo de 1939, Santiago estaba en Alicante. Hasta que lo obligaron, no había salido del pueblo, pero había oído que a esa ciudad iban algunas personas pudientes a tomar las aguas. Acababa la guerra. Mujeres y hombres descalzos, con las ropas raídas, la mirada pérdida, famélicos, sin lágrimas que soltar,  caminaban en cordadas custodiados por cientos de sátiros, cancerberos y basiliscos venidos a la vida cuando el día cambió de nombre. Ni una palabra. Santiago no oía nada. No sabía nada. No quería mirar. Había estado en Alicante unas horas, tal vez días, pero sin moverse del sitio, como una estatua melancólica, como un farol al que no se le puede pedir más luz. Ni siquiera había visto la playa, ni el mar, tan sólo al fondo, en la línea que lo separa del cielo, unos barcos que se daban la vuelta antes de encarar la bocana del puerto. No estaba en primera fila, nunca lo había estado. Delante de él, miles de personas se apretujaban intentando hacerse un hueco en el viejo carbonero de  Archibald Dikson, un barco del que sólo vio su larga chimenea y al que no intentó subir en ningún momento. Disparos, gritos interminables, sangre por el Paseo, familias enteras abrazadas, llorando, mucha gente como él, pérdida, deambulando o quieta.
 
Cuando el buque se fue con el triple del pasaje que permitía su aforo, Santiago levantó la cabeza durante unos segundos, sin saber por qué. No conocía a ningún pasajero, no sabía dónde iban, tampoco había hecho nada por subir. Tal vez por el griterío ensordecedor, tal vez por las sirenas, quizá porque en su fuero interno estaba convencido de que con ese barco se acababa todo. Luego, al poco, con la misma indiferencia, contempló, esta vez sí, como por la Rambla bajaba una jauría de cancerberos cantando himnos alegres. Sin duda, el más jubiloso de ellos procedía de los antiguos salmos que musitaban las gónadas al entrar en el mundo de Hades:
 
“Salve o popole d’Eroi
Salve a patria inmortale
Son rinati i figli tuoi
Con la fe nell’ideale.
Valor dei tuon guerrieri,
La virtù dei pioneri
La visión dell’Athighieri
Oggi brilla in tutti i cuore…”
 
Del lado del mar sonaron varias detonaciones secas, como si se tratara de una traca festiva de las muchas que se encendían en esta tierra en tiempos de paz. Silencio sepulcral. Las gónadas y sus amigos rodearon a la multitud esperando la llegada de los hombres del Tártaro. Mandos falangistas custodiados por camaradas y rifeños paseaban entre los fantasmas guiados por unos hombres de buen porte que buscaban algo. Por un momento, Santiago salió del letargo. Quería saber qué. Pronto lo supo. Iban señalando con el dedo a muchos que debían conocer, enseguida eran levantados bruscamente y montados en camionetas con rumbo al castillo, una fortaleza defensiva que nunca había cumplido con la misión para la que fue construida bastantes siglos atrás. Ahora sí.
 
Una vez esmectada la chusma, Santiago y varios miles de penitentes más fueron alineados de dos en dos, de cuatro en cuatro en el Paseo y el puerto. Tal como iban, sin ropa, sin calzado, sin nada que llevarse a la boca, abandonaron la ciudad a paso lento, rodeados por cientos de gónadas, por un gentío que levantaba el brazo a la romana entre gritos y saliva. Tampoco pudo ver el mar, la gente se lo impedía, pero no hizo nada por verlo. En esos momentos a Santiago el mar no le importaba, ni los insultos, ni las miradas, ni siquiera dónde lo llevarían ni que harían con él. Caminaron durante dos kilómetros en dirección a Valencia. De pronto alguien mandó parar. Una montaña baja de roca pura, horadada a principios de la guerra por mineros para servir de refugio a los altos mandos militares y para colocar las baterías defensivas, les había separado de la playa dejándolos delante de un paisaje que por un momento recordó a Santiago los campos de Sarrión, abandonados.
 
Había llovido mucho esos días. Agua del cielo y agua del mar, pero Santiago llevaba muchas horas sin poder hacer saliva. Al fondo, el pinar en la umbría de la sierra, en el llano almendros con hojas recién nacidas, limpias, de un verde intenso, joven, risueño. Santiago cogió un puñado de ellas y se las metió en la boca masticándolas con avaricia mientras sus ojos pequeños miraban a todos lados para avizorar el peligro, como los perros cuando comen y se ven observados, sólo que Santiago no sacaba el colmillo, ni gruñía amenazador, daba por sentado que cualquier acto suyo por nimio que fuese podía ser merecedor de la ira de los dioses. De las hojas pasó a los tallos más tiernos, después a las raíces.
 
-¿Hay hambre, eh? Le espetó un cancerbero que había llegado hasta él en un momento en que descuidó la guardia. No supo que contestar.
 
-¿Hay hambre, eh? ¿Es que los hijos de puta no sabéis hablar?
 
-Sí, sí, perdone usted, tengo hambre pero ya lo dejo. Llevo varios días sin comer, tengo las tripas pegadas.
 
-No te preocupes, puedes comer lo que quieras, aquí hay mucha yerba, muchas hojas, para que veas lo generoso que es nuestro jefe. Os hemos traído al campo para que podáis alimentaros bien. ¿No sabes dar las gracias?
 
-Sí, gracias, gracias, muchas gracias.
 
Santiago ya no arrancaba hojas, ni tallos, ni raíces. Se había puesto firme con las manos trenzadas en la espalda. Miraba al vencedor con indiferencia, sin miedo, sin odio. No sabía lo que le decían ni lo que respondía. En ese momento le habría dado igual que lo hubiesen abofeteado, como tantas veces, o le hubiesen dado un par de latas de sardinas. Cuando el vencedor se fue, Santiago se dejó caer al suelo. Arrastraculos buscó el respaldo de un almendro. Pese a la sierra Grossa, la brisa del mar lo impregnaba todo. Quiso buscar el olor de antes, el olor de los almendros, de las jaras, de los tomillos, de las coscojas,  de los cantuesos, de los lentiscos, de los pinos, de la tierra mojada, el olor de la vida… Había tragado mucho polvo, tenía la pituitaria amarilla embarrada, oxidada, incapaz de diferenciar una fragancia embriagadora de las emanaciones de una letrina. Sólo ese olor nuevo para él, ese olor que atravesaba la montaña hasta meterse en sus huesos acostumbrados al aire seco, ese olor intenso, casi tangible, que provenía del mar, a menos de dos kilómetros en línea recta, podía ser intuido por sus glándulas olfativas. Se dejaba querer, acariciar, sobar ligeramente por ese viento suave y desconocido. Era agradable, en algunos momentos muy agradable, pero no era su aire. Santiago arrancaba ramas de tomillo, de árnica, de salvia. No distinguía unas de otras, sólo el mar, el olor del mar mecido por el viento de levante: El olor de la incertidumbre cierta.
 
Negado el olfato, Santiago continuó buscando el tiempo del paraíso con sus ojos  vivos, inquietos, desconfiados. Por un momento imaginó que los pinares de la Serra Grossa eran los del Portillo, los que veía desde El Maltés, una cortijada propiedad, como casi todo, de  los Condes de Sarrión y de la que su padre, Martín “Pijasanta”, era mayoral. Creyó que los almendros eran los mismos que veía florecer cada mes de febrero, que el regato de agua que manaba de una junquera era aquel donde de niño cogía ranas y sapos. Absorto en sus recuerdos, Santiago no se percató de lo que pasaba a su alrededor, ni vio como arrastraban a sus compañeros hacia un lugar del que nunca volverían, ni escuchó los gritos de los lisiados, tampoco el silencio de los que ya no tenían voz. Como un niño, jugaba con una escolopendra que había encontrado en la grieta del almendro. Nunca antes lo había hecho, la mordedura de ese artrópodo de antenas largas y mandíbulas letales para sus víctimas alimenticias era muy conocida en las Cañadas de Sarrión, donde abundaban y se las temía por su mimetismo, porque aparecían en cualquier lugar de la casa, entre los muros, en la cama, en los rincones de la cocina, entre los maderos cortados para la lumbre. Su picadura, no mortal para los seres humanos, era extremadamente dolorosa y prolongada. Sólo la aplicación de emplastos de vinagre sobre la hinchazón rojiza conseguía aliviarla ligeramente. Ahora, Santiago no se acordaba de nada, se limitaba a mover con un palo a un bicho patiabundante  que había visto muchas veces en su tierra. Le divertían sus contorsiones, el movimiento de sus antenas y sus ganas de huir que Santiago cortaba en seco dándole con el palito hasta regresarla. No sabía cómo convencerla de que de allí no se podía escapar, que ambos estaban en la misma situación, que se necesitaban. Sin embargo, la escolopendra no estaba de acuerdo con los pensamientos de su juguetón carcelero. De buena gana le habría dado un setazo y habría seguido su camino sin el menor remordimiento. Ella no había perdido ninguna guerra, ni estaba entregada al nihilismo, quería vivir libre, buscarse la vida, disfrutar de ella con los manjares que le ofrecía el campo. Santiago era su principal enemigo.
 
Las ensoñaciones y los juegos de Santiago –apenas perceptibles por un observador avezado, puesto que no movía músculo alguno ni mostraba expresión distinta a la de un cerdo degollado- acabaron súbitamente con el impacto de la culata de una carabina-máuser alemana modelo Kar-98 en su cabeza. Santiago, perdió el conocimiento durante unos segundos. Se recuperó. Miró lentamente, de abajo arriba, al agresor, sin ira, sin temor, sin objeción alguna. Era un tipo  chaparro, rechoncho, cuellicorto, patizambo, orejudo, barrigón y de voz atiplada que movía un ojo para cada lado y olía a cazalla vieja. Los más activos del campo de los Almendros sabían de él. Natural de Calesa y Chozas, provincia de Toledo, había demostrado hasta que punto un hombre puede llegar a amar la sangre en la represión que siguió a la entrada de los vencedores en la ciudad del Alcázar. Según se decía, “El Cabezalero” había cortado la yugular a decenas de heridos que yacían en los alrededores de la fortaleza. Algunos  que pudieron escapar de aquella horrible matanza aseguraban que lo vieron reír junto al torero Marcial Lalanda al lado de un montón de cadáveres antes de rociarlos con gasolina y prenderles fuego para que no los viese una comisión internacional que en breve visitaría la ciudad.
 
Marcial Lalanda se había significado durante la República por dirigir la primera huelga taurina de la historia contra la intromisión de los toreros mejicanos, muy del gusto de los aficionados de la época. Como torero del régimen –casi todos lo eran- Lalanda encabezó el cartel de la corrida que en homenaje a Himmler organizó el Caudillo el 20 de octubre de 1940 en Madrid, acompañado por los diestros Gallito y Pepe Luis Vázquez
 
-Anda, desgraciao. Si te has creído que estás de vacaciones, te has equivocao de cabo a rabo. Venga camina, más aprisa que no tenemos todo el día, gandul, piojoso, arrastrao que eres un arrastrao. Si por mí fuera ahora mismo te descerrajaba cuatro tiros, valiente maricón andrajoso.
 
Como en otras ocasiones, Santiago no abrió la boca. Comenzó a caminar tirando de un cuerpo esquelético que le pesaba como un yunque; encorvado, inclinado hacia un lado, arrastrando una pierna maltrecha. Entre insultos y amenazas, comenzaba un nuevo viaje, ahora de vuelta a Alicante, a la estación de ferrocarril.
 
Santiago vivía en la indolencia. Ni en los peores momentos de Teruel lo había pasado tan mal, sin embargo no le afectaba el sufrimiento o parecía no hacerlo. Era como si le hubiesen arrancado de cuajo el sistema nervioso, como si  le hubiesen quitado la sangre o practicado la lobotomía. Desde que llegó a Alicante no había probado el agua ni comido más que hojas, tallos y raíces. Nadie se encargó de dar un mendrugo de pan a los más de quince mil prisioneros que como él comenzaban una lenta  y penosa agonía. En su desidia, ni siquiera había intentado aguardar turno para beber del regato de los Almendros. Había mucha, mucha gente, silenciosa, paciente, gente que aguantaba lo indecible para conseguir arrimar sus labios al agua embarrada. Pero no todo era silencio, algunos prisioneros perdían los nervios y gritaban con todas sus fuerzas contra los carceleros. El estruendo de las ametralladoras imponía la paz  y en pocos segundos todo volvía a la normalidad.

Memoria histórica en Melilla: paneles franquistas que el PP cambia pero que niega que existan

 
El Gobierno español modificó parte de los textos de los paneles del museo militar de Melilla que hablaban del alzamiento fascista de 1936 como de la «Guerra de liberación» pero olvidó cambiarlos todos, por lo que la terminología franquista se mantiene. Lo hizo tras una pregunta de Amaiur a la que ha respondido negando la existencia de los carteles
31/3/14 Alberto Pradillo - Gara
«Al finalizar la guerra de liberación». Así definía un panel explicativo del Museo Militar de Melilla el período iniciado en 1939, con el triunfo del golpe de Estado fascista de Francisco Franco. Una terminología franquista que incumple la Ley española de Memoria histórica y por la que se interesó el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que presentó una batería de preguntas en la que interrogaba por el motivo para emplear esta nomenclatura, así como si el Ejecutivo español tenía previsto modificarla. Curiosamente, parece que en este caso el Gobierno que preside Mariano Rajoy sí hizo caso de la sugerencia del diputado abertzale, aunque de un modo particular. Modificó solo uno de los dos paneles de la exposición, dejando otro con la terminología franquista intacta, respondió negando la existencia de los carteles que él mismo había modificado y señaló a otras tablas que, estas sí, forman parte de la colección por lo que no cabría alterarlas.

«Los paneles a los que se refiere la pregunta no son tales. Se trata de tres placas de bronce que figuraban en edificios militares y que fueron trasladados al Museo Histórico Militar de Melilla, ya que se consideraban elementos ornamentales que aludían a acontecimientos del pasado con lenguaje de la época». Con esta respuesta, el Gobierno español hacía referencia a parte de la colección del museo militar, que no era objeto de la pregunta de Iñarritu. Sin embargo, obviaba que en dos de los paneles explicativos sobre la colección se definía el alzamiento fascista de 1936 y el posterior enfrentamiento civil como «guerra de liberación» y «1936: cruzada de liberación». Una terminología franquista que se mantiene pese a que la institución fue inaugurada en 1997, 22 años después de que Franco muriese en la cama.

No obstante, que el Ejecutivo de Rajoy negase por escrito la existencia de los carteles no implica que no tomase cartas en el asunto. En algún momento, tras recibir las preguntas, el Ejecutivo ordenó cambiar los textos para retirar las formulaciones que agasajaban a la dictadura. Sin embargo, solo modificaron una de las dos. Ahora, donde se leía «guerra de liberación» está escrito «guerra civil». Sin embargo, quien se encargó de borrar las pistas de las loas al franquismo en una institución pública olvidó cambiar el otro cartel. Así que todavía se mantiene la terminología franquista en el museo militar de Melilla, una localidad donde el dictador mantiene su última estatua ecuestre del Estado español, así como otros monumentos de recuerdo a la dictadura, como un gran águila de San Juan, con el yugo y las flechas de Falange, coronado por el lema «una, grande y libre». Símbolos que siguen en las calles de la ciudad pese a que incumplen la Ley de Memoria Histórica, tal y como han denunciado reiteradamente víctimas de la dictadura, que exigen su retirada.

- Más preguntas.

Ante la respuesta del Ejecutivo español, Iñarritu presentará una nueva batería de preguntas por escrito. «¿Cuál es la razón por la que el Gobierno no ha respondido honestamente a las preguntas realizadas?» es la primera interrogante. A partir de ahí, el electo abertzale se interesa por quién dio la orden para modificar los paneles y porqué se mantuvo uno de los carteles en los que se utiliza terminología franquista.

Además, el diputado abertzale se pone a disposición del Ejecutivo de Rajoy para hacerle llegar las pruebas gráficas de que todavía se mantiene la terminología franquista. Finalmente, Iñarritu pregunta al Gobierno español si «tomará medidas para buscar al responsable del embuste» y cuáles son sus planes para «eliminar los símbolos» de la dictadura de Franco, «incluidos los paneles informativos».