Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

viernes, 26 de octubre de 2012

Francia admite por primera vez la sangrienta represión de argelinos en París

Argelinos en la manifestación por la independencia de 1961
en la que tuvo lugar la masacre
 
Hollande rinde homenaje a los manifestantes muertos a manos de la policía en 1961
 
El País- Miguel Mora- París 17 OCT 2012
Publicado y foto en Memoria Historica de Cartagena
 
Decía hace unos días el eminente actor Jean Rochefort que los franceses son especialistas en reconocer sus faltas medio siglo después de que ocurran. Hoy ha quedado demostrado una vez más, cuando el presidente francés, François Hollande, ha asumido oficialmente la culpa del Estado francés en la "sangrienta represión" de una manifestación a favor de la independencia de Argelia celebrada en 1961 en París. Hollande ha calificado lo ocurrido hace 51 años como una "tragedia", y ha reconocido que los manifestantes “fueron asesinados”.
 
En una nota breve, el Elíseo señala que "el 17 de octubre de 1961 los argelinos que se manifestaban por el derecho a la independencia fueron abatidos durante una sangrienta represión". "La República reconoce con lucidez estos hechos", añade Hollande, que subraya que “51 años después”, es hora de rendir homenaje “a la memoria de las víctimas".
 
El presidente socialista cumple así con una promesa electoral hecha hace justo un año. El lunes, el Partido Socialista había pedido un reconocimiento oficial de lo ocurrido. Y un poco antes de que Hollande hablara, el alcalde de París, Bertrand Delanoë, había depositado una corona de flores ante la placa conmemorativa que hizo colocar en 2001.
 
Es la primera vez que un jefe del Estado galo asume la responsabilidad de aquella masacre, cometida bajo la presidencia de Charles de Gaulle y de la que no se conoce siquiera la cifra exacta de víctimas, aunque diversos libros y estudios estiman que hubo entre 50 y 200 muertos.
 
La represión fue dirigida por el prefecto de policía Maurice Papon, que decidió disolver una manifestación del Frente de Liberación Nacional (FLN) argelino convocada junto al Arco del Triunfo contra el toque de queda impuesto a los “franceses musulmanes de Argelia” que vivían en la región de París. El centroderecha ha criticado las palabras de Hollande, y el jefe de filas de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Christian Jacob, ha afirmado que es "intolerable poner en cuestión a la policía republicana, y con ella a toda la República".
 
Según el escritor Jean-Luc Einaudi, autor del libro 'La batalla de París - 17 de octubre de 1961', al menos una veintena de personas murieron durante la represión de la protesta, mientras 40 desaparecieron.
 
En una entrevista concedida hoy a la televisión France 24 antes de que se conociera la decisión de Hollande, el escritor ha explicado que la tardanza del reconocimiento oficial se debe a "diversas razones".
 
"La primera es que los responsables siguieron durante mucho tiempo ocupando funciones importantes en el Estado francés" como fue el caso de Papon, prefecto en 1961 y que fue ministro hasta 1981, o el entonces ministro del Interior, Roger Frey, que presidió el Consejo Constitucional hasta 1983, informa EFE.
 
Además, François Mitterrand, que estaba en la oposición cuando se produjeron los hechos, "no quiso que se volviera a los años de la guerra de Argelia" una vez llegó al poder, "teniendo en cuenta sus propias responsabilidades como ministro del Interior y luego como ministro de Justicia".
 
Solo el paso del tiempo y la publicación de libros ha permitido que "la verdad se abra camino", ha dicho Einaudi, que piensa que el "momento crucial" fue el proceso celebrado en 1999 contra Maurice Papon que "finalmente permitió que se conociera la masacre".
 
Einaudi ha lamentado que desde la Prefectura de Policía de París se ha tratado de "mantener las versiones engañosas y de actuar para obstaculizar" el reconocimiento de la matanza. Hollande visitará Argelia en viaje oficial a principios de diciembre.

jueves, 25 de octubre de 2012

Segundo aplazamiento juicio grupo Gdeim Izik

 
24-10-2012
Hoy estaba señalado en el Tribunal Militar de Rabat, el juicio contra 24 presos políticos saharauis, conocidos como “el grupo de Gdeim Izik”, pero Marruecos, en una burla más del Derecho Internacional, ha vuelto a aplazarlo “sine die”, como un nuevo acto de tortura del régimen ocupante sobre los presos políticos saharauis que ven, nuevamente, pisoteados sus derechos más elementales. El aparato represor marroquí no puede encontrar justificación a este juicio ni amparo legal alguno, situándolo en una espiral que no puede tener sino una conclusión que pone de manifiesto la ausencia total de legalidad y como un acto de fuerza contra Naciones Unidas, la Unión Europea y la Comunidad Internacional.
 
Fuente: Fundación Sahara Occidental
Hay que recordar que el campamento Gdeim Izik, donde la población civil saharaui se manifestó para reivindicar mejores condiciones de vida y el respeto a las resoluciones de la ONU y la autodeterminación, fue el precursor de la "primavera árabe" y terminó con su desmantelamiento brutal por parte de las fuerzas de ocupación marroquí, con un número desconocido de muertos, heridos, prisioneros y desaparecidos saharauis.
 
Los acusados que se encuentran, desde hace casi dos años, en prisión preventiva en la cárcel de Salé a la espera de juicio y los que están en libertad provisional son:
 
Abdulahi Lakfawni, detenido el 12/11/10 en la Playa de Foum El Oued.
Abdullahi Toubali, detenido el 2/12/10 en El Aaiun.
Ahmed Sbai, detenido el 8/11/10 en El Aaiun.
Babait Mohamed Juna, detenido el 15/08/11 en El Aaiun.
Brahim Ismaïli, detenido el 9/11/10 en El Aaiun.
Cheikh Banga, detenido el 8/11/10 en Gdeim Izik.
Deich Eddaf (Daish Daf), detenido el 3/12/10 en El Aaiun.
El Ayoubi Mohamed (Mohamed Al Ayoubi), detenido el 8/11/10 en Gdeim Izik.
El Bachir Khadda, detenido el 5/12/10 en El Aaiun.
El Houssin Ezzaoui, detenido el 4/12/10 en El Aaiun.
Enaama Asfari, detenido el 7/11/10 en El Aaiun.
Hassan Dah, detenido el 5/12/10 en El Aaiun.
Laaroussi Abdeljalil, detenido el 13/11/10 en Boujdour.
Machdoufi Ettaki (Taki Elmachdoufi), detenido el 8/11/10 en Gdeim Izik.
Mohamed Bani, detenido el 8/11/10 en Gdeim Izik.
Mohamed Bourial, detenido el 8/11/10 en Gdeim Izik.
Mohamed El Bachir Boutinguiza, detenido el 19/11/10 en El Aaiun.
Mohamed Embarek Lefkir, detenido el 10/11/10 en El Aaiun.
Mohamed Lamin Haddi, detenido el 20/11/10 en El Aaiun.
Mohamed Tahili, detenido el 5/12/10 en El Aaiun.
Sid Ahmed Lemjiyed, detenido el 25/12/10 en El Aaiun.
Sidi Abdallah B’hah, detenido el 19/11/10 en El Aaiun
Sidi Abderahmane Zayou (Zayou Abdul Rahman), detenido el 21/11/10 en El Aaiun.
 
Con posterioridad, fue detenido el pasado día 11/09/12, Lbakai Laarabi, que también fue trasladado a la prisión de Salé
 
Estos presos políticos saharauis, acusados por las autoridades marroquíes de pertenencia al grupo armado e incitar a la violencia, serán juzgados por el Tribunal Militar de Rabat. Dicho juicio ya fue convocado para el pasado 13 de enero y, de igual forma, fue aplazado sin fecha. El argumento dado en esta ocasión por el Procurador del Rey es que: “los abogados de la Corte no han tenido tiempo suficiente para estudiar el nuevo expediente”.
 
Durante todos estos meses, los presos políticos saharauis del Grupo de Gdeim Izik han llevado a cabo varias huelgas de hambres (una de ellas de 38 días) exigiendo mejoras en sus condiciones de detención. El día a día de los presos políticos saharauis de Salé son maltratos, agresiones físicas, insultos, amenazas a manos de los guardianes, funcionarios y responsables de la Dirección, etc.
 
Desde esta Fundación, mostramos nuestra solidaridad con los presos políticos saharauis, así como con sus familias y denunciamos el trato inhumano y degradante que están sufriendo, con un prisión preventiva inhumana, sometidos a un proceso militar anacrónico, que pretende enjuiciar en Marruecos, los supuestos hechos ocurridos en el Sahara Occidental, lo que hace nulo de pleno derecho cualquier actuación marroquí. Y ello, porque los Convenios Internacionales le impiden a Marruecos realizar esa práctica viciosa. Por ello, además de la inexistencia de hechos que deban ser objeto de revisión penal, el Tribunal marroquí no es competente para enjuiciar legalmente por supuestos hechos cometidos fuera del territorio marroquí, en un territorio cuya administración legal le corresponde a España.