Proverbio saharaui:

" Háblale a quien comprenda tus palabras "" Kalam men yafham leklam "(Proverbio saharaui)

martes, 15 de febrero de 2011

Presentación de la publicación “La nación del olvido. El exilio republicano en el norte de África y los aragoneses” en Zaragoza


Patrimonio Cultural de Aragón

Se trata de la quinta publicación resultado de las becas de investigación, que concede la Dirección General de Patrimonio Cultural, a través de su programa Amarga Memoria


Hoy 15 de febrero a sido presentado en Zaragoza  en el Fórum de Fnac "La nación del olvido. El exilio republicano en el norte de África y los aragoneses" de Luis Antonio Palacio Pilacés, la quinta publicación resultado de las becas de investigación, que concede la Dirección de Patrimonio Cultural de Gobierno de Aragón, a través de su programa Amarga Memoria.

Esta publicación aborda la historia de quienes se exiliaron en el norte de África, se trata, con toda probabilidad, de la historia de los más olvidados de entre los olvidados. Alejados de los centros de decisión del exilio, la Historia ha pasado por alto demasiadas veces sus sufrimientos durante la Segunda Guerra Mundial y la lucha que desarrollaron contra la tiranía de Vichy y contra el régimen de Franco.

Traicionados por los vencedores, como todos sus compatriotas de la diáspora republicana, sufrirían además las consecuencias del violento final del mundo colonial francés en tierras del Magreb. Siempre se ha dicho que los exiliados españoles hubieron de padecer dos guerras consecutivas: en el caso de estos hombres y mujeres serían tres, que con todo su terrible poso de amargura no lograrían quebrar los ideales de unas personas capaces de sobreponerse a sus derrotas y a sus propios errores para seguir luchando, y, lo que era todavía más difícil, para continuar creyendo.

Asistieron al acto de presentación Jaime Vicente Redón, Director General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón; Javier Ruiz Ruiz, historiador, y el autor de la publicación, el historiador, Luis Antonio Palacio Pilacés.

domingo, 6 de febrero de 2011

Un exilio que se inició a bordo del Stanbrook

Refugiados entre los que se encuentra Manuel Martinez Rives en Marruecos

Entre sus pasajeros figuraban Manuel Martínez Rives y Adauto Mora Menárguez, ambos vecinos de Rojales

El barco carbonero británico Stanbrook forma parte de la historia española. Fue la última embarcación que evacuó a miles de refugiados republicanos al finalizar la Guerra Civil desde el Puerto de Alicante. Entre sus pasajeros figuraban Manuel Martínez Rives y Adauto Mora Menárguez, ambos vecinos de Rojales.

Información.es- E. DE GEA 17 de enero de 2011  

Abril de 1939. La Guerra Civil acaba de terminar y en el puerto de Alicante se refugian miles de republicanos, muchos con sus familias, que huyen de la represión franquista. Bloqueada esta salida de los derrotados por la armada del general golpista Franco y los aviones de la Alemania nazi, la llegada de los barcos del gobierno de la Segunda República es casi imposible. Sin embargo, uno de los que logró burlar el bloqueo fue el Stanbrook, que meses más tarde fue hundido por el torpedo de un submarino alemán. El capitán Archibald Dickson se hundió con él.

Entre los 2.638 refugiados que pudieron embarcar con destino a Oran (Argelia) un lejano ya 28 de marzo de 1939, se encontraban Manuel Martínez (nacido en 1917) y Adauto Mora (nacido en 1907), dos vecinos de Rojales que habían luchado para defender la República en diversos frentes, como Teruel o Granada. El primero ya nunca regresó a España y falleció en Marruecos, donde se instaló tras pasar largos años en los campos de concentración y de trabajo argelinos y marroquíes. El segundo murió en La Linea de la Concepción tras haber participado en la II Guerra Mundial luchando con la armada Inglesa, sobre todo en el frente noruego y licenciándose en 1946.

El hijo de éste, Adauto Mora López, de 73 años, reside en Torrevieja tras pasar casi toda su vida en el Reino Unido. Ahora, más de 70 años después de que su padre zarpara en el Stanbrook, relata que "tuvo suerte porque pudo embarcar. En el Puerto de Alicante se vivieron escenas de pánico y muchos se suicidaron mientras esperaban la llegada de barcos que nunca atracaron". Adauto Mora padre fue uno de los principales actores de aquellos días para que el Stanbrook zarpara pese a las reticencias de su capitán, ante el riesgo de ser hundido y por los miles de refugiados que se agolpaban en el puerto.

"Lo primero que hizo al llegar a España tras la muerte de Franco fue coger el carné de la CNT. Era muy idealista, pero no extremista", señaló su hijo, quien añadió: "Mi padre se quedó muy desilusionado tras el final de la II Guerra Mundial, cuando los aliados no quisieron acabar con el régimen franquista. Decía que los utilizaron como carne de cañón (a los españoles en la contienda mundial)".

En la cárcel con Camacho

Dolores Gómez, de 92 años, reside en Rojales. Su esposo, Manuel Martínez, fue otro de los rojaleros que pudo exiliarse en el barco inglés para evitar ser represaliado. Él estuvo encarcelado en Orán junto al recientemente fallecido y fundador de CC OO, Marcelino Camacho. "Cuando llegaron a Orán estuvieron un mes dentro del barco antes de poder bajar a tierra", señala la anciana refiriéndose a su esposo y a Adauto Mora, sobre quienes añade: "Estuvieron mucho tiempo juntos y lo pasaron muy mal. Se escaparon varias veces de los campos de concentración, pero los cogieron".

Dolores Gómez explica que, junto a los anteriores, hubo otros dos vecinos de Rojales que embarcaron en el Stanbrook ("El Chiro" y "El Matón"). "Los fascistas en Rojales no paraban de venir a mi casa y a la de los padres de mi esposo para que les dijeramos dónde estaba. No se creían que había partido a Argelia". Dolores Gómez, con una bandera republicana en sus manos, estuvo presente en 2009 en el Puerto de Alicante, cuando se homenajeó al capitán del Stanbrook. La misma bandera que quiere que le acompañe cuando deje esta vida y "sin pasar por la Iglesia".



                                            
        Manuel Martinez Rives                                                                       Su  esposa Dolores Gomez


  
       Adauto Mora Menárguez                                                                     Su hijo Adauto Mora López